La ruta provincial 2, ubicada a unos pocos kilómetros de la ciudad cabecera de Chos Malal viajando por ruta nacional 40, es conocida en la zona norte como “el Camino de la Costa”, ya que bordea el río Curi Leuvu, conformado también por la ruta provincial 41. Se trata de un recorrido de casi 90 km que vincula pequeños parajes que conservan la agricultura y ganadería del lugar, ante la imponente presencia del volcán Domuyo y de la Cordillera del Viento.

En ese corredor turístico la intervención de Vialidad Provincial a través de su Distrito de Conservación Nº 3 se hace evidente en la variedad de obras ejecutadas y en ejecución. Entre ellas cabe mencionar la construcción y apertura de la ruta provincial 68 que permite acceder al Domuyo por Tricao Malal y la ejecución de la variante de la ruta provincial 2.

Esta última obra se encuentra actualmente en ejecución. Consiste en una nueva traza de 3 kilómetros de extensión que empalma con el acceso al nuevo puente, también en ejecución, y con la ruta 2 en dirección a la ruta 41.

El jefe de Distrito 3, Edgardo Parada, especificó que el objetivo de esta obra, junto al nuevo puente en el acceso a la localidad, es mejorar la transitabilidad y circulación, agilizando el tránsito.

La obra reviste complejidad ya que cuenta con un tramo de 500 metros donde se está realizando un pedraplen para obtener un alteo de la traza de unos 60 cm superior a lo existente.

La variante de ruta provincial 2 se construye enteramente por administración del organismo vial provincial, con equipamiento y personal propio. Se instalarán aproximadamente 10 caños de alcantarilla de hormigón elaborados en la fábrica perteneciente al Distrito y ubicada en la localidad de Las Ovejas.

En ese sentido, el subsecretario de Servicios Públicos y titular de Vialidad, Mauro Millán declaró que la gestión actual de gobierno se encuentra focalizada en dar respuesta con obras de jerarquía a cada sector y rincón de la zona norte. “En este corredor, Vialidad no sólo es fundamental para garantizar la transitabilidad de red de caminos y accesos, sino que cumple una función social primordial, colaborando y asistiendo a los pequeños productores, a los trashumantes, a las escuelas rurales, a los pequeños parajes. Por ello estamos trabajando fuerte con el Distrito en normalizar paulatinamente la transitabilidad de las rutas que se vieron muy afectadas por la sequía y al mismo tiempo, continuar proyectando y construyendo las obras necesarias para la jerarquización de este corredor”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.