Seyyed Kamal Kharrazi, jefe del Consejo Estratégico de Relaciones Exteriores de Irán y asesor senior del líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jameneí, declaró, en una entrevista concedida al canal catarí Al Jazeera, que Teherán es técnicamente capaz de fabricar una bomba nuclear, pero aún tiene que decidir si construirá una o no.

“En unos pocos días pudimos enriquecer uranio hasta en un 60% y podemos producir fácilmente uranio enriquecido en un 90%”, aseguró. “Irán tiene los medios técnicos para producir una bomba nuclear, pero aún no ha tomado la decisión de si construirá una”, subrayó.

Al mismo tiempo, Kharrazi comentó que es complicado entablar un diálogo directo con Washington para tratar el asunto de las negociaciones del programa nuclear de su país, debido al espeso muro de desconfianza por parte de los estadounidenses, así como por sus políticas.

Respecto al acuerdo nuclear del 2015, del cual el expresidente Donald Trump retiró a su país en el 2018, el funcionario iraní indicó que no existen garantías por parte de Washington para promover la reactivación del pacto, asegurando que “esto detiene cualquier posible acuerdo”.

Las conversaciones indirectas entre Irán y la administración Biden, cuyo objetivo es que Washington y Teherán vuelvan a cumplir con el pacto nuclear, se han estancado desde marzo.

Kharrazi reiteró que sería más sencillo resolver las diferencias en torno al acuerdo nuclear si el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) fuera “justo e independiente”. Subrayó también que Irán no negociará con nadie su programa de misiles balísticos, ni sus “políticas regionales”, ya que eso significaría rendirse.

Por último, constató que han realizado extensos simulacros dirigidos a la profundidad de Israel en caso de que sus “instalaciones sensibles sean atacadas”. “Atacar nuestra seguridad desde los países vecinos se encontrará con una respuesta a estos países y una respuesta directa a Israel”, afirmó.

  • El presidente de EE.UU., Joe Biden, y el primer ministro de Israel, Yair Lapid, firmaron este jueves una declaración conjunta de asociación estratégica en materia de seguridad. En el documento se nombra a Irán como potencial agresor, debido a su programa nuclear. “No habrá un Irán nuclear. Esto no sería solo una amenaza para Israel, sino para el mundo”, manifestó Lapid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *