La Unión Tranviarios Automotor (UTA) cumple desde esta medianoche con un paro de colectivos por 72 horas en el interior del país ante la falta de un acuerdo en el marco de las negociaciones salariales.

La medida de fuerza no afecta los servicios en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.

El paro se reanudará el jueves y viernes próximos ya que los dirigentes gremiales decidieron no hacer la huelga los tres días seguidos para mañana poder brindar servicio durante el censo.

En la noche del lunes, el gremio que conduce Roberto Fernández informó en un comunicado que “habiéndose agotado toda instancia de negociación propiciada por el Ministerio de Trabajo de la Nación, no se ha conseguido el acuerdo que venimos reclamando”.

En ese marco, la UTA responsabilizó “de todas las consecuencias de cualquier medida de acción gremial a la total negativa a acordar los sueldos de los trabajadores del transporte de pasajeros del interior del país y a pretender negociar salarios diferentes a los del Área Metropolitana de Buenos Aires”.

“Nuestro pedido ha sido en todo momento claro, pretendiendo únicamente trabajar, y cobrar los salarios que legítimamente nos corresponden. No vamos a permitir que nos condenen a salarios de pobreza. Por eso ratificamos la medida de acción gremial por 72 horas”, añadió en el texto.

Finalmente, subrayó: “Continuaremos poniéndonos a disposición de todas las partes intervinientes en la negociación, durante el transcurso de la presente medida de acción gremial, a efecto de lograr el acuerdo salarial que los trabajadores del transporte de pasajeros del interior merecen”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.