Dos estudios de suma importancia para planificar el crecimiento de la demanda eléctrica en la provincia con un horizonte a 20 años se presentaron ayer. Uno de ellos, relacionado al “Plan de Desarrollo Integral del Sistema de Transporte de Energía Eléctrica en la Provincia” y el otro, sobre el “Programa de soterramiento de Líneas de Alta y Media Tensión en la Ciudad de Neuquén”.

Ambos fueron impulsados por el Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) -dependiente de la Subsecretaría de Servicios Públicos- y se trabajaron junto a la Secretaría del COPADE para contar con el financiamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI). Fueron presentados ayer por la consultora Dreicon.

El objetivo al gestionar su realización fue planificar las obras necesarias del sistema eléctrico de transporte provincial para los próximos 20 años, con un plan director de obras. Además, contar con el rediseño del sistema de transporte de energía en la zona urbana de la capital neuquina y la evaluación de soterrar las líneas de transmisión en los lugares más críticos.

De acuerdo a lo expresado por el presidente del EPEN, Francisco Zambon: “El primer estudio contempla la provisión de demanda y el desarrollo del sistema eléctrico para abastecer esta demanda a nivel provincial, hacia el año 2038, con algunos años de corte. El gran trabajo de base de toda la provisión de la demanda es el análisis por zonas, con una lupa en la ciudad de Neuquén, en el conglomerado Neuquén- Plottier y también en la zona de Añelo, Vaca Muerta y Rincón de los Sauces, que son los 3 mayores ejes de crecimiento en cuanto a demanda y actividad”.

El segundo estudio se trata del soterramiento de las líneas de alta tensión de Neuquén y cómo podría solucionarse el tema de las líneas que quedaron ubicadas en la zona urbana, y la necesidad de nuevas obras a futuro, de aquí a 20, 25 años para abastecer el crecimiento de la demanda de Neuquén donde ya las obras se plantean a nivel subterráneo y no aéreas, por la densidad poblacional y la urbanización.

Zambon indicó que “estos estudios son indicativos y en función de cómo evolucionan las distintas variables, como la demanda de energía, o en qué momento se puede adelantar o atrasar alguna necesidad de inversión, pero nos da un camino a seguir y por donde orientar el futuro crecimiento de la provincia en materia eléctrica”.

Por su parte Gerardo Manhard de Dreicon expresó que “mostramos la provincia en 20 años y al EPEN el desafío que es atender a una demanda que se va a duplicar, que permita incorporar todos los proyectos renovables que se soliciten, y cuál es el valor. Es un Plan Director que es una hoja de ruta de las obras que van a hacer falta”.

En cuanto al soterramiento de líneas de alta tensión indicó que “si bien es un costo elevado realizar esas obras, la liberación del espacio y el valor que queda para usar como zona comercial, de esparcimiento, o residencial, será por medio de una decisión técnico -política y social llevar adelante ese proyecto”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.