El secretario de Energía, Darío Martínez, afirmó que el gasoducto Néstor Kirchner es la obra de energía más importante de los últimos 40 años, junto con todas las obras complementarias que se necesitan.

En declaraciones al canal de cable C5N, Martínez señaló que “17 o 18 meses después estamos con una obra que demanda nuevos gasoductos”, al tiempo que remarcó que “se volvió a recuperar la producción de petróleo y gas”.

El funcionario puso énfasis en que “tenemos la producción de petróleo más alta de los últimos 11 años y todo esto demanda una obra de infraestructura de la envergadura de este gasoducto”.

Advirtió que “debemos sustituir la importación de Gas Natural Licuado (GNL) donde hoy estás pagando entre 25 y 26 dólares por millón de BTU y cuando se termine la obra con el Plan GasAR lo vas a pagar a 3,50 dólares y en pesos, con pymes y trabajadores argentinos empleados”.

Martínez explicó que “ENARSA estará a cargo de la obra y está respetando los plazos de licitación, ya se hizo la de los caños y ahora viene la licitación de la obra”.

“Esta primera etapa de obras permitirá un ahorro de unos 3.600 millones de dólares, en la importación de barcos gasíferos y un ahorro fiscal de otros 3.000 millones de dólares”

Más adelante, detalló que “el primer tramo de la obra comprende el trayecto desde la localidad de Tratayen, en la provincia del Neuquén, hasta Salliqueló en la provincia de Buenos Aires, en una primera etapa para traer unos 11 millones de metros cúbicos”.

El responsable de la cartera energética agregó que “esto se complementa con el tramo hasta la localidad de Ordoqui, un ducto de 39 kilómetros de extensión más otro anexo entre las ciudades de Mercedes y Cardales que son obras complementarias, a las que se suman las plantas de compresión, para llegar a un transporte de unos 19 millones de metros cúbicos, para septiembre de 2023”.

Martínez estimó que “esta primera etapa de obras permitirá un ahorro de unos 3.600 millones de dólares, en la importación de barcos gasíferos y un ahorro fiscal de otros 3.000 millones de dólares”.

El funcionario subrayó que “el segundo tramo arrancará en Salliqueló hasta San Jerónimo, en Santa Fe, con lo cual llegaremos a un transporte de unos 40 millones de metros cúbicos y con las obras complementarias ahorraremos 6.000 millones de dólares”, al tiempo que anticipó que “se va a construir otro tramo para conectar el yacimiento de Vaca Muerta con los gasoductos del norte del país”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *