El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció este jueves su renuncia al liderazgo del Partido Conservador y que continuará al frente del Gobierno hasta que la agrupación elija a su sucesor.

“Está claro que la voluntad del Partido Conservador de que debería haber un nuevo líder del partido y por lo tanto un nuevo primer ministro. Seguiré (como premier) hasta que haya un nuevo líder”, dijo Johnson frente a su residencia oficial en Londres.

El primer ministro había rechazado llamados a renunciar de integrantes de su propio gabinete luego de una serie de escándalos éticos.

Pero finalmente decidió dar un paso al costado luego de la renuncia de unos 50 miembros de su Ejecutivo, incluyendo dos ministros.

Según informó la cadena BBC, Johnson le dijo a Graham Brady -presidente del Comité 1922, el órgano del Partido Conservador que tiene la capacidad decidir el futuro de su líder- que dejará el liderazgo de la agrupación.

Su intención, sin embargo, es seguir en el cargo hasta que la conferencia de su partido elija a un sucesor, que deberá conservar una mayoría parlamentaria para poder sucederlo en el poder, agregó la señal de noticias, que citó a un funcionario de la oficina de Johnson.

La noticia se conoció luego de que Nadhim Zahawi, el ministro de Finanzas que Johnson había nombrado hace apenas dos días tras la dimisión de su antecesor, le pidiera este jueves que renunciara al cargo de premier: “Lo correcto es irse ya”, dijo el funcionario.

La secretaria de Estado para Educación, Michelle Donelan, que también había sido nombrada tras la renuncia de su predecesor, anunció este jueves asimismo su dimisión.

El líder del opositor Partido Laborista, Keir Starmer, dijo que la perspectiva de una renuncia de Johnson era una “buena noticia”.

“Necesitamos un verdadero cambio de gobierno”, agregó.

La avalancha de renuncias comenzó el martes con Sunak y el exministro de Salud Sajid Javid, que dimitieron con críticas al primer ministro por el manejo el manejo del líder conservador frente a los escándalos.

Varios referentes del Ejecutivo, entre ellos su hasta ahora incondicional defensora Priti Patel, ministra del Interior, fueron anoche a Downing Street, la residencia oficial del premier, a decirle que había perdido el apoyo de su Partido Conservador y que no puede continuar, pero la respuesta fue la destitución del ministro de Vivienda, Michael Gove.

Las renuncias comenzaron después de que el primer ministro negara estar al tanto de acusaciones de acoso sexual contra el diputado Chris Pincher, antes de nombrarlo como jefe adjunto en el Gabinete, en febrero pasado.

Según el diario The Guardian, es probable que haya un intenso debate en el Partido Conservador sobre si sería apropiado que Johnson permanezca en el cargo hasta el otoño.

David Frost, exministro del Brexit, ya adelantó que no se debe permitir que Johnson permanezca como primer ministro interino mientras el Partido Conservador elije nueva líder.

Frost dijo que Johnson debe renunciar de inmediato y propuso que el viceprimer ministro Dominic Raab lo reemplace durante la contienda por el liderazgo conservador.

Entre los posibles candidatos a como líder conservador figuran Sunak, Javid o la canciller Liz Truss.

También se mencionan a Zahawi, a la diputada Penny Mordaunt y al ministro de Defensa Ben Wallace.

Mientras tanto, con la noticia de la dimisión de Johnson, la libra cotizaba al alza con un 0,6% más a 1,198 dólares estadounidenses y un 0,4% más fuerte a 1,174 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.