El papa Francisco pidió este miércoles que se desbloqueen las exportaciones de granos de Ucrania y reclamó que no se use la fuente de alimentación “como arma de guerra”.

“Produce gran preocupación el bloqueo de exportaciones del grano de Ucrania, del que dependen la vida de millones de personas, especialmente en los países más pobres”, dijo el pontífice durante la Audiencia General que encabezó en la Plaza San Pedro.

En ese marco, Jorge Bergoglio realizó “un sincero llamado para que se haga todo esfuerzo para resolver esto y garantizar el derecho humano universal a nutrirse”.

“Por favor, que no se use el grano, alimento de base, como arma de guerra”, pidió por último, en medio del alza mundial en los precios de las materias primas a causa de la guerra que involucra a Rusia y Ucrania, dos de los mayores proveedores globales de alimentos.

Este martes, el presidente de Senegal, Macky Sall, había denunciado el impacto de las sanciones de la Unión Europea (UE) al Kremlin y advirtió que “lo peor puede estar aún por venir si la tendencia actual continúa”.

“Queremos que se haga todo lo posible para liberar las existencias de cereales disponibles y garantizar el transporte y el acceso al mercado, para evitar el escenario catastrófico de escasez y aumentos generalizados de precios”, dijo Sall por videoconferencia a los líderes de la UE, reunidos en una cumbre en Bruselas por la guerra en Ucrania.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.