La red hidrográfica de la provincia del Neuquén es una de las más importantes por su extensión y este es el motivo por el cual la red vial de conectividad terrestre cuenta con un destacado patrimonio en obras de vinculación como puentes y pasarelas. La mayoría de los puentes, de distintas dimensiones, se construyeron hace más de cuatro décadas con una superestructura de madera que requiere una constante tarea de mantenimiento.

A partir de las dificultades cada vez más frecuentes para adquirir el tipo de madera que se utiliza para reemplazar tableros y bandas de rodamiento, hace algunos años comenzaron a realizarse pruebas para incorporar asfalto con el fin de prolongar la vida útil y disminuir los costos y tiempos de mantenimiento, aumentando la seguridad vial.

Con este concepto, se ejecutó hace un mes el mantenimiento del puente sobre el arroyo Huaraco en la ruta provincial 39, de 15 metros de longitud. En tanto, se está ejecutando el mantenimiento en el puente sobre el río Agrio, en la ruta provincial 14.

Según informó el subsecretario de Servicios Públicos, Mauro Millán, las tareas están en su punto final ya que se está colocando la última carga de premezclado asfáltico en frío. “Lo que estamos haciendo es experimental, surge de la necesidad de reemplazar la madera ya que cada vez es más difícil contar con el material necesario para realizar las reparaciones rutinarias”, explicó.

Se están realizando tareas de mantenimiento en el puente sobre el río Agrio, en la ruta provincial 14.

El funcionario señaló que “es peligroso transitar por un puente cuyas maderas se van degradando por el tiempo y por las condiciones del ambiente, por lo tanto la idea de colocar material asfáltico es prolongar la vida útil de la madera, mejorar la calzada y evitar desprendimientos de la banda de rodamiento. Si el material se comporta de la manera que esperamos, paulatinamente iremos aplicando la misma técnica en otros puentes”.

También, recordó que sobre el puente del Agrio se colocó una carpeta hace 7 años que dio muy buenos resultados y por ello se replicó la experiencia en el puente de Huaraco. Ahora se ejecutó el reemplazo del tablero de madera y colocación de premezclado en frío y se están ultimando los detalles para que el puente se encuentre rehabilitado y transitable antes del invierno. Restan algunas tareas de soldadura en barandas metálicas, señalización y en la próxima temporada estival, un riego asfáltico.

Por otro lado, Vialidad finalizó el reemplazo del puente sobre arroyo Pichinco en ruta provincial 21, a unos 6 kilómetros de Loncopue. En este caso, se reemplazó el puente existente por tres caños de alcantarilla que generaron el entubamiento del arroyo, además se realizó ensanchamiento de calzada, colocación de guardarrail y señalización. La obra se encuentra ejecutada al cien por ciento, aunque se pavimentará la calzada en verano. Se prevé que el material metálico retirado se utilizará en un nuevo puente en la zona de El Cholar que se encuentra en etapa de diseño y cálculo estructural.

Otras obras importantes son los puentes metálicos que se están proyectando y construyendo en el corredor vial Norte, como el puente de Tricao Malal, el nuevo puente de Caepe Malal que fue licitado y que se encuentra próximo a su adjudicación, el puente sobre arroyo La Bodega en Las Ovejas y el puente Huaraco.

El plan de mejora de la Conectividad Vial avanza no sólo con obras nuevas, sino en el trabajo rutinario de mantenimiento y conservación del organismo vial provincial. Por este motivo, el gobernador Omar Gutiérrez destacó el carácter público de esta empresa del Estado que “trabaja cada día en mejorar la calidad de vida de las personas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.