El número total de personas infectadas con el nuevo coronavirus desde el inicio del brote ha superado los 2 millones en todo el mundo. 

Hasta la fecha se han registrado más de 2.000.000 contagios, mientras que la cifra de muertes ha alcanzado más de 128.000 a nivel mundial, y los recuperados suman más de 500.000, según los últimos datos actualizados por el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad John Hopkins, que monitorea las estadísticas a nivel internacional.

Estados Unidos es el país con el mayor número de contagios (más de 600.000), seguido por España (más de 177.000), Italia (más de 162.000) y Alemania (más de 132.000). En América Latina, Brasil sigue siendo el más afectado, con más de 25.000 casos confirmados, seguido por Perú (más de 10.000), Chile (más de 7.900) y Ecuador (más de 7.600).

Los países más afectados en cuanto a la tasa de mortalidad siguen siendo Italia, donde el número de fallecidos por covid-19 ha alcanzado más de 21.000, España y Francia, que acumulan más de 18.500 y más de 15.500 muertos, respectivamente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sigue sin tener respuesta a la pregunta de si los pacientes recuperados del covid-19 pueden volver a contagiarse o desarrollar inmunidad al nuevo coronavirus. El director ejecutivo de los programas de emergencia de la OMS, Mike Ryan, ha declarado que “eso es una incógnita”.

El brote en China ya ha mostrado que la reinfección es posible, ya que hubo pacientes dados de alta que volvían a ser ingresados en hospitales por covid-19, aunque también es cierto que algunas personas desarrollaban una respuesta de anticuerpos muy fuerte al patógeno.

Otra cuestión que preocupa a la OMS es si el SARS-CoV-2 desaparece por completo del organismo de los pacientes considerados “curados” que dieron negativo en sus pruebas finales, y si es capaz de solo quedarse ‘dormido’ y volver a activarse más tarde.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que las restricciones de distanciamiento físico “solo son parte de la ecuación”, y para detener la transmisión son esenciales medidas básicas en materia de salud pública, como la detección temprana de los infectados, la realización de pruebas y el aislamiento de cada caso, así como el rastreo de cada persona con la que contactó el infectado.

By Tadeo Casteglione

Periodista de Noticias Expres con certificación en Periodismo Digital, Combate de las Fake News y Geopolitica emitido por la ESADE.