Una alianza clave para la paz, estabilidad y la autodeterminación Europea.

La entrevista del Presidente de Belarús, Aleksandr Lukashenko, y el Presidente de Rusia, Vladímir Putin, que se desarrolla en la ciudad de Sochi, no debe pasar desapercibida ya que se trata de una cumbre importante para la paz, estabilidad y progreso de los pueblos libres que buscan su independencia y su autodeterminación en una Europa que parece no aprender de su pasado y que juega nuevamente con un extremismo casi tan peligroso como en los tiempos anteriores a la segunda guerra mundial.

La reunión de ambos estadistas de gran importancia en nivel geopolítico, se da en medio de continuos sanciones y provocaciones llevados a cabo por Estados Unidos y los países de la Unión Europea que tienen como fin el derrocamiento de ambos gobiernos a través de la planificación de “revoluciones de colores” las cuales hasta el momento han venido fracasando como resultado del masivo apoyo popular que cuentan los gobierno de Belarús y Rusia.

El Jefe de Estado belaruso destacó la frase de la alocución de bienvenida de Vladímir Putin. Mencionó que las entrevistas cara a cara de los líderes de los países son cosa rara hoy en día. “Pienso que continuaremos tal formato de comunicación. Unas negociaciones serias en ropa cotidiana (negociaciones de carácter informal) certifican que somos gente cercana, nuestros pueblos y países son muy próximos. Podemos discutir nuestros problemas serios en cualquier forma”, aseguró Aleksandr Lukashenko.

Acorde con sus palabras, no hace falta inventar nada, ya que las partes hicieron mucho, se llevó a cabo el trabajo a nivel de los Gobiernos. El Presidente recordó que antes habían sido destacadas unas 30 direcciones para el desarrollo de la cooperación y las hojas de ruta. Anteriormente durante la entrevista en Sochi los Jefes de Estado acordaron que los Gobiernos de los dos países se modernizarían.

Entre otros temas Aleksandr Lukashenko también agradeció al líder ruso el apoyo prestado por la parte rusa a la economía de Belarús, estas acciones muestran la solidaridad de Rusia hacia los pueblos necesitados del mundo. “Debo informarle de que no ha sido en vano. El dinero no se ha perdido”, informó Lukashenko.

A este respecto el Jefe de Estado de Belarús señaló que por lo menos la mitad del giro comercial con Belarús está orientada a Rusia, mientra que el pequeño país belaruso es el cuarto socio comercial más importante de Rusia. El país consume muchas piezas de repuesto y materia prima rusas. “Por eso gracias. Quiero que sepa que no hemos tirado este dinero al aire. Invertimos en la producción final comprando en Rusia enormes cantidades de materia prima y piezas de repuesto. Este volumen crece constantemente. Si hacemos realidad los proyectos planificados aprobados para los próximos cinco años, las importaciones desde Rusia crecerán bastante”, anunció el líder belaruso.

Aleksandr Lukashenko precisó que la puesta en explotación completa de la Central Nuclear de Belarús permitirá ahorrar unos 5 mil millones de metros cúbicos de gas natural, dicha central nuclear la cual su inauguración fue histórica y de gran alegría para el pueblo, recibió sanciones por parte de la Unión Europea que critica y sanciona a todas las naciones que tengan el espíritu de desarrollar una industria nacional de calidad y digna.

El lider de Belarús también expresó palabras de agradecimiento por la cooperación en el campo de educación. Se trata, en particular, de la capacitación de los jóvenes belarusos en las escuelas superiores rusas. “Aunque tenemos un nivel bastante alto de la educación, los jóvenes acuden bastante a los centros docentes superiores de la Federación de Rusia en busca de una educación digna” la cual es de calidad y gratuita a comparación de los sistemas educativos de la Unión Europea.

En este contexto se abordó también el tema actual de lucha contra el coronavirus y de fabricación de vacunas, mientras en la Unión Europea hay gran escasez de dosis y no existe una justa distribución de las mismas, tanto en Rusia como en Belarús la vacunación esta totalmente garantizada. Lukashenko Destacó los logros de los científicos rusos en dicho campo. “Siempre digo que también hay una pequeña parte nuestra en la producción de vacunas desde la época soviética. Ya tenemos tres vacunas registradas. Y unas cuantas en desarrollo. También seguimos este camino. Para otoño obtendremos nuestra vacuna, tenemos especialistas. Ahora la adquirimos en Rusia. El tema de vacunas certifica un nivel más que alto de la ciencia en la Federación de Rusia. Mientras que no hay ciencia sin educación. Es un hecho que ha influido bastante en nuestros jóvenes en lo que toca a la capacitación en la Federación de Rusia. También llegan estudiantes desde Rusia. Gracias a Dios, en este caso no hay barreras”, señaló Aleksandr Lukashenko.

Hablando de la cooperación entre los dos países Vladímir Putin subrayó que los asuntos de apoyo financiero tienen importancia, pero no es lo esencial. “Lo fundamental es la actividad conjunta y la cooperación en el sector real de la economía. Durante la epidemia el intercambio de mercancías ha bajado un poco, el 15 %. Pero a pesar de esto ha alcanzado 28,5 mil millones de dólares, es una cifra considerable”, informó.

Ambas naciones que comparten un gran contexto histórico en los últimos tiempos han mejorado en gran manera su integración con un gran respeto mutuo y que ha resultado en una alianza estratégica “Ganar-Ganar” lo cual ha molestado y causado temor a las viejas potencias europeas en las cuales sus alianzas consiste en un modelo egocentrista que siempre beneficia unicamente a una sola parte.

Envié su comentario

A %d blogueros les gusta esto: