La tercera fase de los ensayos clínicos de la vacuna contra el coronavirus de la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca ha sido detenida para investigar una “enfermedad potencialmente inexplicable” de uno de los participantes, según informó este martes el portal Stat, citando a la empresa.

“El proceso de revisión estándar provocó una pausa en la vacunación para permitir la revisión de los datos de seguridad”, comunicó la compañía. Según AstraZeneca, se trata de una “acción de rutina” que tiene que suceder “siempre que haya una enfermedad potencialmente inexplicable en uno de los ensayos”. 

De acuerdo con Stat, el participante del que se sospecha que tuvo una “reacción adversa grave” se encuentra en el Reino Unido. De momento no está clara la naturaleza de esa reacción adversa, aunque se espera que el participante se recupere, según una persona familiarizada con el asunto.

Hasta el momento no se sabe cuánto tiempo estarán detenidos los ensayos. Tampoco está claro quién ordenó la suspensión, aunque es posible que AstraZeneca tomara la medida voluntariamente y no siguiendo órdenes de una agencia reguladora.

La vacuna de la Universidad de Oxford y AstraZeneca entró en la tercera fase de ensayos en EE.UU. en agosto. Previamente, los ensayos comenzaron en el Reino Unido, Brasil y Sudáfrica.

La vacuna de Oxford y de la empresa AstraZeneca va muy por detrás en su desarrollo y en su calidad que las vacunas probadas exitosamente y ya en circulación como la vacuna Rusa y China que ya han completado todas las fases de investigación, de igual manera la vacuna Cubana “Soberana 1” y la vacuna de Kazajistan “QazCovid-in” han demostrado ser fiables y de una calidad sobresaliente generando inmunidad.

By Tadeo Casteglione

Periodista de Noticias Expres con certificación en Periodismo Digital, Combate de las Fake News y Geopolitica emitido por la ESADE.

Envié su comentario