Sequía afecta gravemente las Cataratas de Iguazu.

En la actualidad las Cataratas del Iguazú, maravilla natural del mundo. están atravesando una situación que nunca antes se dio desde que se transformó en uno de los principales atractivos del país: no tiene turistas, y tampoco agua .

La sequía de las Cataratas comenzó hace un mes y en los últimos días se acentuó: las impactantes postales con la falta de agua contrastan con la imagen que todo el mundo recuerda de los famosos saltos.

La falta de lluvia en la cuenca del río Iguazú , que afecta a la zona centro y Este de Brasil, generó que ese curso fluvial tenga un caudal de agua de apenas 289 metros cúbicos por segundo, cuando lo normal es entre 1200 y 1500 metros, informaron las autoridades del Parque Nacional Iguazú.

Solo la célebre Garganta del Diablo y el San Martín, los dos saltos más conocidos del parque, tienen un hilo de agua. Las otras 273 cascadas, entre las que se encuentra el salto Dos Hermanas o el Bosetti, se secaron.

Para las Cataratas, esta es la peor sequía desde el año 2006. “Son ciclos que se dan cada 10 o 15 años”, explicó Sergio Acosta, intendente del Parque Nacional Iguazú.

La particularidad de esta sequía, donde se puede ver la roca viva en lugares en que siempre hay saltos rebosantes de agua, es que se da en un momento donde el parque está totalmente cerrado al público por el coronavirus . Una rareza incluso mayor a la de ver a las Cataratas casi sin agua.

Durante el año pasado la celebre Catarata Victoria en Zimbabwe también atravesó una de las sequías mas horrendas de su historia y se teme que también suceda en Argentina una situación similar.

A %d blogueros les gusta esto: