Río Negro no aplicará -inicialmente- mayores restricciones pero, tampoco, habrá  aperturas. Así, no existiría adhesión al permiso nacional para las reuniones al aire libre de hasta 10 personas.

En principio, se mantendrán las medidas fijadas la semana pasada para el Alto Valle -Departamento Roca- aunque la gobernadora Arabela Carreras espera que Nación formalice el decreto con los anuncios que el viernes adelantó el presidente Alberto Fernández. Recién entonces decidirá qué pasará en la provincia aunque, hasta ayer, no parecían posibles nuevas restricciones, pero tampoco flexibilizaciones.

Todo seguirá igual, era la conclusión previa a la normativa nacional. Este estado invariable alcanzará también a Viedma porque en la provincia -por ahora- no se cree necesario un receso en la Administración Pública, a partir del fuerte crecimiento de casos en la capital rionegrina. Empezó la semana con siete enfermos y ya superó el medio centenar.

El gobierno municipal, a cargo de Pedro Pesatti, dispuso esa parálisis desde el viernes por 15 días. En el gabinete provincial se afirma que la actual asistencia a las oficinas estatales es baja ya que ronda el 20%. El otro argumento consiste en su análisis que  la suspensión de las actividades públicas determinará una mayor circulación en las calles.

En este momento no habría intención de un receso. Cualquier decisión del Ejecutivo será central en la postura general. Los gremios APEL y Sitrajur ya reclamaron cese de actividades en la Legislatura y en la Justicia.

Desde Bariloche, la gobernadora analizó el anuncio presidencial de la nueva fase y la continuidad de Río Negro, con aportes de los ministros de Gobierno, Rodrigo Buteler y de Salud, Fabián Zgaib.

Carreras espera el decreto para precisar si Nación establece cambios en el status sanitario, especialmente en el Alto Valle. Aun así, se admite que hay poco margen para cerrar actividades si se diera un eventual pase de la actual categoría de “distanciamiento” (DISPO) a “aislamiento” (ASPO). La reciente resistencia valletana puso en evidencia ese inexistente espacio de maniobra.

Tampoco se advertía interés en autorizar las reuniones al aire libre de hasta 10 personas, que constituye la única novedad planteada por Nación.

Sí se entendía lógico y se evaluaban ciertos tratos diferenciales para aperturas focalizadas, pues hay casos en 27 municipios y, en varios de ellos, existe circulación viral. También es cierto que otra docena de  Estados locales no registran infectados, incluso algunos -como parte de la Línea Sur- nunca tuvieron un infectado.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.

Envié su comentario