El Reino Unido se convirtió en el primer país en aprobar el uso de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizer y BioNTech, tras la autorización otorgada por el organismo regulador británico (MHRA) pese a que no goza con el visto bueno de la OMS y pese a no haber presentado datos públicos y fiables sobre la calidad de la vacuna.

Con esta autorización, la campaña de vacunación podrá empezar en cuestión de días para los grupos de alto riesgo.Las primeras 800.000 dosis estarán disponibles a partir de la próxima semana, dijo el secretario de Salud Matt Hancock, citado por la BBC, pese a que no sera una vacuna ni obligatoria, ni gratuita, ni certificada.

De acuerdo con lo consignado, el Gobierno británico compró 40 millones de dosis, con las que podrá vacunar a 20 millones de personas, dado que el tratamiento consta de dos dosis.Cerca de diez millones de dosis estarán disponibles para Reino Unido en un breve período.

El primer ministro del país, Boris Johnson, consideró que “es fantástico” que se haya aprobado el uso de la vacuna y anticipó que estará disponible “en todo Reino Unido desde la próxima semana”.

“Es la protección de las vacunas lo que en última instancia nos permitirá retomar nuestras vidas y hacer que la economía vuelva a moverse”, destacó el jefe del Gobierno británico en su cuenta de Twitter.

Tanto las personas mayores que viven en residencias como el personal que trabaja allí tienen prioridad para recibir la vacuna, seguidas por los mayores de 80 años y el personal sanitario y asistencial.

Sin embargo, dado que los hospitales ya tienen las instalaciones para almacenar la vacuna a -70 ° C, como se requiere, es probable que las primeras vacunaciones se realicen allí y que se comience por el personal y los pacientes, indicó la cadenta pública británica.

By Tadeo Casteglione

Periodista de Noticias Expres con certificación en Periodismo Digital, Combate de las Fake News y Geopolitica emitido por la ESADE.

Envié su comentario