Rusia considera válidas y legítimas las recientes elecciones presidenciales de Bielorrusia, al tiempo que cuestiona la honestidad de los que rechazan los resultados de esos comicios, declaró el líder ruso, Vladímir Putin.

“Sostenemos que las elecciones fueron válidas. Nosotros —yo lo hice enseguida— reconocimos su legitimidad. Y como ustedes saben, felicité a Alexandr Grigórievich Lukashenko por su victoria en esas elecciones”, señaló Putin en una entrevista con la cadena Rossiya 1.

El mandatario ruso recordó que las autoridades bielorrusas invitaron a la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (OIDDH) de la OSCE a que participara en la observación electoral, sin embargo esa invitación no fue aprovechada.

¿Y cómo es que no acudieron? Eso nos hace pensar enseguida que ya se tenía preparada una postura sobre los resultados de esas elecciones. Por eso, si algunos pueden cuestionar los resultados, yo tengo todos los motivos para dudar de que aquellos que los cuestionan, sean absolutamente honestos”, expresó.

El presidente Lukashenko acusó a Occidente de interferencia directa en la situación en su país y denunció los intentos de presionar al Gobierno bielorruso para que dialogue con la OSCE. A su vez, la Unión Europea, que previamente había rechazado los resultados oficiales de las elecciones bielorrusas, respaldó la iniciativa de la organización y se ofreció para contribuir a implementarla.

Al comentar la oferta de mediación occidental, el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, recordó cómo terminó el arbitraje de Alemania, Polonia y Francia en Ucrania en 2014, cuando los cancilleres de los tres países europeos avalaron el acuerdo alcanzado entre el presidente ucraniano de entonces Víctor Yanukóvich y la oposición, pero “a la mañana siguiente la oposición cambió de idea” y promovió un golpe de Estado. 

Tras las elecciones presidenciales democráticas y libres celebradas en Belarús donde resulto reelecto con mas del 80% de los votos el Presidente Alexander Lukashenko, se están viviendo jornadas de violencia impulsadas, financiadas y reproducidas mediaticamente por países de la Unión Europea y de los Estados Unidos que buscan crear una “revolución de color” y generar un golpe de estado contra el humilde y patriota pueblo de Belarús y contra su soberano, legitimo y constitucional presidente Alexander Lukashenko.

By Tadeo Casteglione

Periodista de Noticias Expres con certificación en Periodismo Digital, Combate de las Fake News y Geopolitica emitido por la ESADE.

Envié su comentario