El gerente del Instituto Méchnikov, Stanislav Uiba, afirmó que esperan comenzar la producción de la vacuna rusa contra la Covid-19 en Nicaragua a finales del 2020, según una entrevista que concedió al portal ruso Spunitk que amplifican hoy medios locales.
El directivo del centro biotecnológico, emplazado en la zona noreste de la ciudad de Managua, aseguró que la instalación tiene la capacidad técnica para poder fabricar a gran escala la vacuna Sputnik V, anunciada hace pocos días por el país euroasiático.

Sin embargo, aún no se puede comenzar su elaboración en la planta nicaragüense debido que el registro es muy reciente y cada proceso es complicado y requiere de ‘transferencia de tecnología’, aclaró.

‘A través de nuestro accionista y principal socio tecnológico, el Instituto de Investigación Científica de Vacunas de San Petersburgo, estamos buscando la posibilidad de poder producir una o varias vacunas contra el coronavirus aquí para todos los países de América Latina y el Caribe’, apuntó Uiba.

El científico resaltó la importancia de que este novedosa vacuna, al no basarse en el ARN (ácido ribonucleico) del virus como otras que se están desarrollando, podría ser más fácil de producir.

‘Nosotros podemos ofrecer otras tecnologías de producción que puedan ser más aplicables en esta situación de pandemia en la que hay que producir en plazos cortos, grandes cantidades’, indicó el gerente del Instituto.

El moderno centro, inaugurado en 2016, constituye la única empresa biotecnológica de su tipo en Centroamérica y lleva el nombre del microbiólogo ruso Iliá Méchnikov, Nobel de Fisiología y Medicina en 1908.

La semana anterior se conoció que representantes del gobierno de Nicaragua y la industria farmacéutica de Rusia sostuvieron un primer intercambio sobre la posibilidad de fabricar en esa instalación el fármaco anticovid.

Las conversaciones estuvieron enfocadas en las acciones que tendrán lugar durante los próximos meses y ambas partes acordaron planes de trabajo que implican a los dos países y fortalecerán los mecanismos de la cooperación y los intercambios en materia de salud.

La finalidad es que este país centroamericano cuente con la posibilidad de producir la vacuna, tanto para su aplicación a la población local como la destinada a la exportación hacia naciones del área.

By Tadeo Casteglione

Periodista de Noticias Expres con certificación en Periodismo Digital, Combate de las Fake News y Geopolitica emitido por la ESADE.

Envié su comentario