En el día de hoy se desarrolla el llamado 26A que es la marcha y acampe en la plaza del congreso nacional en Buenos Aires de los sectores de ultra derecha de la oposición Argentina que tenían como fin apretar a los senadores nacionales para que no se apruebe la Reforma Judicial.

El Gobierno porteño prohibió que los manifestantes contra la reforma judicial monten una carpa y baños químicos, para el acampe que planeaban realizar en la Plaza del Congreso. Es que mientras dure el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio “no se pueden autorizar”, dijeron al medio Clarín una fuente del Gobierno porteño.

“Les informo que vamos a tener que acampar sin baños y sin carpa. El Gobierno de la ciudad, a través de Espacios Públicos, nos dijo que no nos dan permiso para bajar la carpa”, anunció con un megáfono una de las organizadoras de la protesta, a las 16 horas, frente al Congreso de la Nación.

En el arranque de la protesta, a las 16 horas, unas 50 personas confluían en la Plaza del Congreso, con pancartas y consignas contra la reforma judicial. Algunas banderas identificaban a los manifestantes con Apertura Republicana, Fuerza Unitaria Argentina y Equipo Republicano, entre otros.

A eso de las 17 horas hubo incidentes, cuando un grupo de manifestantes comenzó a agredir al colega periodista Ezequiel Guazzora, a quien le dieron patadas y tuvieron que protegerlo varios agentes de la Policía de la Ciudad, que armó un cordón para protegerlo y retirarlo del lugar.

Después de un breve chaparrón, comenzó a llegar más gente a la protesta, con unos 200 manifestantes hacia las 18 horas lo que marca que en su hora pico la protesta estaba muy “devaluada” y la poca afluencia de persona habla del poder de convocatoria de la oposición mas extrema de Argentina la cual es pobre y muy poco representativa lo que da a entender que las mayorías no están de acuerdo con estas marchas destituyentes y anticuarentenas.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.

Envié su comentario