El expresidente de la nación y multiprocesado, Mauricio Macri retomó en los últimos días una intensa actividad política, que incluye encuentros virtuales con dirigentes del PRO y referentes del espacio en varias provincias del país, según informaron fuentes partidarias.

Impulsado por sectores que le piden que levante su perfil, y cuestionado por otros que le sugieren su retiro, las actividades de Macri comenzaron esta semana con Mendoza -vía plataforma de Zoom- y seguirán en los próximos días con las autoridades partidarias y la dirigencia del PRO en Córdoba, Santa Fe y otros distritos.

A su creciente actividad en las redes sociales, se sumó también una intensa agenda en la quinta Los Abrojos, donde incluso recibió personalmente a tres intendentes de su espacio.

Ayer el juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta, ordenó un procedimiento en ese lugar, luego de una denuncia, en busca de conocer si el exmandatartio violó la cuarentena obligatorio de 14 días que debía guardar tras su regreso de su viaje a Europa.

De inmediato, diputados del PRO y senadores de Juntos por el Cambio expresaron su “solidaridad” con Macri y calificaron como un “ataque inaudito” a la medida judicial que ordenó el operativo, cabe resaltar que el operativo fue precario y el juez que lo ordeno es gran amigo de Mauricio Macri.

Mientras Macri da señales de querer recuperar su liderazgo en el PRO -diluido mientras estuvo en Europa y eclipsado en las últimas semanas por el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta-, en Juntos por el Cambio avisaron que están a gusto con una conducción “colegiada” y compartida por las tres fuerzas, como ya lo expresaron públicamente desde la UCR y la Coalición Cívica, los socios del PRO en la coalición opositora.

Además, una de las patas peronistas surgidas de su propio sector y liderada por el ex titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, hizo público en los últimos días su pedido de un “recambio generacional”.

“Cristina (Kirchner) y (Mauricio) Macri tienen que ser una etapa terminada”, fue la frase de Monzó, que causó malestar en los sectores cercanos a Macri -lo acusaron de haber abandonado PRO y hablar desde afuera- y adhesión en otros, aunque nadie hubiera usado esas palabras.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.

Envié su comentario