Un grupo de laboratorios prevé invertir el año próximo unos US$ 650 millones en investigación y desarrollo de medicamentos en la Argentina, con el objetivo de exportar al mundo, generar divisas para el país y crear miles de nuevos puestos de trabajo.

“Estamos trabajando fuerte en un plan para aumentar las inversiones en investigación clínica. Es un plan pospandemia para que Argentina se convierta en un cluster regional de investigación clínica”, indicó a Télam, el director de Asuntos Públicos de la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (Caeme), Fernando Giannoni.

Señaló que “la industria farmacéutica es el sector número uno en investigación y desarrollo a nivel país, con el 27% del total de lo que se destina a este rubro”, y precisó que “las inversiones alcanzan los U$$ 300 millones anuales”.

“Buscamos duplicar la inversión. Esto generaría un crecimiento fuerte del empleo calificado de científicos, biólogos, bioquímicos”, destacó Giannoni, quien insistió con que “el país puede ser un polo de investigación clínica para exportar a todo el mundo”.

Remarcó que “el país tiene las condiciones para serlo”, porque destacó que “con tres premios Nobel, posee una tradición fuerte como para generar medicamentos nuevos para todo el mundo”.

Explicó que “la investigación clínica genera 6.000 empleos al año”, pero estimó que “ese número podría crecer fuertemente si se duplica la cantidad de protocolos mundiales de desarrollo de medicamentos con los que cuenta la Argentina”.

Precisó que “en este momento, Argentina tiene el 1,2% de los protocolos mundiales de desarrollo de medicamentos”, pero subrayó que “en 2006 llegó a ser 2,4%, y queremos volver a ese nivel, buscar la forma que Argentina atraiga inversiones y protocolos”.

“El plan lo presentamos al Presidente (Alberto Fernández), quien nos pidió que lo sigamos con los ministerios de Desarrollo Productivo, de Salud y de Ciencia”, concluyó Giannoni.

Por su parte, el presidente de Laboratorios Richmond, Marcelo Figueiras, precisó a esta agencia que la compañía incrementó su dotación “en alrededor de 50 personas, que representa un aproximado del 10 % de la plantilla de la compañía” durante la pandemia.

Destacó asimismo que la empresa está “recomenzando la construcción de una nueva planta farmacéutica para la producción de medicamentos de alta potencia para el mercado local y sobre todo para exportación”.

“Proyectamos una inversión de USS 43 millones para los próximos dos años, tanto en la producción como en el desarrollo de nuevos productos”, puntualizó Figueiras, quien abogó por “estar a la altura de las circunstancias para lo que nuestro país necesite, aportando para salir de ésta crisis que nos deja la pandemia”.

El empresario se mostró “convencido de que el país empieza a crecer desde el año que viene”, y consideró que “para eso tenemos puestos todos los esfuerzos en hacer lo que sabemos, crear productos que aseguren la accesibilidad de los pacientes a tratamientos de calidad y dar trabajo”.

By Tadeo Casteglione

Periodista de Noticias Expres con certificación en Periodismo Digital, Combate de las Fake News y Geopolitica emitido por la ESADE.

Envié su comentario