El hospital Castro Rendón históricamente tuvo nueve camas de terapia intensiva, pero para abordar la pandemia se montaron 27. Así lo destacó Noemi Alemany, secretaria gremial del Sindicato de Profesionales de la Salud de Neuquén (Siprosapune) en diálogo con la emisora radial del diario Rio Negro. El sistema, por ahora, no está en riesgo de colapsar, pero el personal de salud necesita apoyo psicólogico para superar el estrés y los miedos.

Alemany explicó que Cipolletti antes de la pandemia tenía siete camas de terapia intensiva y que durante los dos meses de aislamiento estricto, que tenía como objetivo reforzar el sistema de salud, sólo se duplicó ese número. “Sabemos que si se duplica no alcanza”, resaltó la profesional y confió: “En cambio, por ejemplo, todo lo que es el sistema público y privado, pero particularmente el público, en Neuquén se triplicaron”.

En el mismo sentido, cuestionó el tiempo en que se tardó en ampliar la terapia intensiva del principal hospital público de la provincia, como lo es el Castro Rendón. “Históricamente hemos planteado que eran absolutamente insuficientes las 9 camas de terapia intensiva que hace 20 años tiene el hospital”

Respecto del personal de Salud, la secretaria gremial de Siprosapune señaló que “hubo diferentes etapas desde el inicio hasta esta prolongación, los estados de animo han ido cambiando”.

“Al principio era prepararse, cuidarse, aprender como cuidarse, empezar a tener una dinámica distinta en la atención; y la prolongación hace que empiecen a aparecer otros rasgos y otros tipos de situaciones como el cansancio, que se han suspendido cualquier tipo de licencias, el tema de la rotación, la sobrecarga horaria”, agregó Alemany.

“Cuando en algún sector hay algún profesional o algún personal de salud que tenga que aislarse porque fue contagiado, eso implica que los que quedan quedan con una sobre carga en el trabajo porque hay ciertas profesiones médicas y no médicas que no son fácilmente reemplazables”, detalló la profesional sobre lo que se vive puertas adentro del sistema de Salud. Y advirtió que, a veces, esa situación hace que deban cerrarse camas de terapia intensiva.

“Hoy es importante esto que hace 15, 20 días el gobernador firmó, que hay licencias profilácticas que deberían darse a los trabajadores, esto en determinados sectores es casi una necesidad”, sostuvo Alemany sobre las medidas que se pueden ir tomando mientras se realiza el sondeo y se conocen sus resultados. Al tiempo que agregó que otro punto importante es “tener equipos de salud mental para abordar todo lo que es los temores”.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.

Envié su comentario