La oposición que esta llevando actos violentos en Bielorrusia y que cuenta con el apoyo financiero de La Unión Europea y de los Estados Unidos no reconoció los resultados de los comicios presidenciales anunciados por la Comisión Electoral Central.

Según el escrutinio final, el actual presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, ganó las elecciones presidenciales al obtener más del 80% de los votos en unas elecciones donde la alta participación fue lo mas destacado.

Esta nueva maniobra de la oposición busca desligitimar un gobierno electo por la mayoría del campesino y humilde pueblo de Belarus y busca crear una desestabilizacion nacional para permitir una agresión extranjera de la OTAN.

Bielorrusia o Belarus llamada oficialmente, es un país productor de Petroleo y gas, ademas de esto, los principales gasoductos de alimentan de gas a toda Europa proveniente de Rusia, pasan exactamente por Belarus que junto con Rusia tienen el control total del gas que llega a los países Europeos, por lo que la cuestión energética debido a su valor es de vital importancia para las potencias occidentales.

Ademas de esto el Presidente Lukashenko de Belarus es un digno representante de una política internacional y nacional basado en los principios fundamentales de los “Países no Alineados” que abogan por un mundo multipolar en contra de la hegemonía occidental sobre las políticas, normas y cultura que se trata de imponer a todos, por lo cual políticamente Lukashenko es un adversario que con su pensamiento profundo, correcto, moral y ético es una amenaza para los ideologos y los adoradores del materialismo en Occidente, materialismo que venden al mundo como un único estilo de vida lo cual destruye las culturas, la moral y la ética de millones de personas por estas razones la Unión Europea ha puesto todas sus fichas para provocar caos en esta humilde y patriótica nación de Belarús.

Tras las elecciones presidenciales democráticas y libres celebradas en Belarús donde resulto reelecto con mas del 80% de los votos Alexander Lukashenko, se están viviendo jornadas de violencia impulsadas, financiadas y reproducidas mediaticamente por países de la Unión Europea y de los Estados Unidos que buscan crear una “revolución de color” y generar un golpe de estado contra el humilde y patriota pueblo de Belarús y contra su soberano, legitimo y constitucional presidente Alexander Lukashenko.

By Tadeo Casteglione

Periodista de Noticias Expres con certificación en Periodismo Digital, Combate de las Fake News y Geopolitica emitido por la ESADE.

Envié su comentario