Las terapias intensivas de Neuquén quedaron cerca del límite este fin de semana con una ocupación total que alcanzó el 90%, el porcentaje más alto desde que se inició la pandemia del coronavirus.

El número se duplicó en el último mes y evidencia el acelerado crecimiento de casos que registra la provincia, con un promedio que ya supera los 150 por día.

Según el último dato oficial disponible, hay 170 camas de cuidados críticos distribuidos en el territorio, la mayoría en Neuquén capital pero con una distribución que también alcanza a San Martín de los Andes, Cutral Co y Zapala.

Las reservadas a pacientes con covid-19 llegaron este fin de semana a un 87% de ocupación, mientras que el total general ascendió a 90%.

“Ahora estamos en una situación de presión por las camas, porque cada vez tenemos más personas internadas. Es una cuestión matemática: a mayor cantidad de contagios, más pacientes que necesitan internación”, definió el director del hospital Castro Rendón, Adrián Lammel.

En la foto de ayer, había 30 camas de 39 ocupadas en la Unidad Covid, aunque sólo 20 personas utilizando respiradores. En cuanto a las unidades de terapia intensiva para otras patologías o traumatismos, siete de diez estaban ocupadas.

“Estamos incorporando entre dos y cuatro personas a respirador por día”, detalló Lammel, quien lo identificó como “un peso, porque son pacientes que tienen una estadía muy alta, de 12 a 13 días”. “Está complicada la situación”, describió.

El Castro Rendón es el hospital de mayor complejidad de la provincia y el que incorporó el mayor número de camas de terapia intensiva desde que se inició la pandemia: un total de 31. “Gracias a que se preparó el sistema hoy podemos estar dando respuesta. Con las camas que teníamos antes de la pandemia, habríamos colapsado hace rato”, afirmó.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.

Envié su comentario