La grave situación turística de la provincia.

Con la gran incertidumbre de no saber hasta cuándo durarán las medidas de aislamiento por el COVID-19, los operadores turísticos de la provincia ya dan a la temporada de invierno casi por perdida. Lo seguro es que no habrá visitantes extranjeros, algo de lo que se nutre mucho San Martín de los Andes y Villa La Angostura, y que a lo sumo podrán contar con turismo local, si es que las medidas de restricción así lo permiten.

Todo dependerá también de lo rentable que resulte, en caso de que se habilite, la apertura de los centros de esquí. Una actividad con costos altos que requiere de una fuerte demanda para su funcionamiento.

A eso debe agregarse la situación límite por la que atraviesa el sector gastronómico y hotelero, que en algunas localidades, como La Angostura, ya comenzó a prescindir de personal.

“La esperanza es lo último que se pierde, pero la realidad es que hoy solo algunos restaurantes trabajan con el modo delivery y con facturaciones que cayeron en un 70 por ciento. Y el resto de los comercios también dependen del turismo para estar abiertos. Vivimos de eso”, señaló Alejandro Apaolaza, secretario de Turismo de San Martín de los Andes.

“La crisis es muy profunda. No hay manera de salir de esto si no se trabaja. Es muy critica la situación de los hoteleros y gastronómicos pero también la de los transportistas, porque al no haber vuelos hasta septiembre uno de los fuertes del rubro, que son los traslados, se cae”, apuntó Apaolaza.

“De abrirse la temporada será sólo para turismo interno, es lo más viable, y con una manera diferente de trabajar. No tenemos pensado recibir a gente del extranjero, con lo cual perderemos dos mercados importantes como el brasileño y el chileno, y la llegada de turistas de otras provincias será un tema a analizar”, explicó.

No obstante, todo estará supeditado a la habilitación del transporte y la circulación de vehículos particulares. “Nos seguiremos preparando para cuando esto sea posible y vamos a seguir siendo respetuosos de las decisiones nacionales y provinciales respecto a las políticas de salud”, advirtió el secretario de Turismo de la ciudad cordillerana.

La misma situación se repite en el resto de los centros turísticos provinciales, Caviahue-Copahue, Villa Pehuenia-Moquehue, Villa Traful, entre otras gravemente afectadas por esta grave situación y panorama general a nivel país.

A %d blogueros les gusta esto: