El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, remarcó hoy el “éxito” que tuvo el proceso de emisión monetaria realizada para mitigar los efectos de la pandemia del coronavirus, que alcanzó a $ 1,5 billón, al subrayar que esa decisión “no generó un crecimiento de la inflación, sino todo lo contrario”.

“La emisión fue importante, pero podemos decir que también tuvimos éxito en el sentido que la mayor emisión monetaria no se tradujo en aumentos o aceleración de la inflación, sino que todo lo contrario, hubo una morigeración del proceso inflacionario”, puntualizó Pesce al disertar en la reunión anual del Consejo de las Américas que se realiza en Buenos Aires.

El funcionario señaló que “el mayor gasto que hizo el Gobierno no lo pudo financiar con crédito”, porque recordó que “estaban cerrados los mercados ya que se había iniciado la reestructuración de la deuda”.

En consecuencia, indicó que ese gasto “se afrontó con la asistencia del Banco Central al Tesoro”, no obstante lo cual subrayó que “hubo un menor ritmo inflacionario y se mantuvo el tipo de cambio real con intervenciones del Banco Central”.

Reiteró que “el tipo que de cambio que hoy tiene la Argentina es muy competitivo”, y sostuvo que “no necesita de devaluaciones adicionales”.

“El gran riesgo que teníamos era que la mayor emisión se tradujera en aceleración de precios o inflación y esto no se produjo porque la mayor parte de la emisión monetaria volvió a los bancos, como depósitos, y también hubo una fuerte respuesta del mercado de capitales”, afirmó Pesce.

En ese sentido, subrayó que “el mercado de capitales este año tuvo una dinámica muy importante”, y precisó que el “financiamiento creció 75% en siete meses con colocaciones de obligaciones negociables que aumentaron 100% y el descuento de cheques para las pymes, que creció 90%”.

También destacó que “el sistema financiero respondió apropiadamente”, y puntualizó que “se otorgaron créditos a las pymes por $ 380.000 millones y a los trabajadores independientes por $ 60.000 millones”.

Pesce recordó que “previo a la pandemia los préstamos al sector productivo estaban en los $ 600.000 millones”, con lo cual remarcó que “se hizo un esfuerzo muy importante”.

De todos modos, afirmó que “Argentina tiene billetes en su territorio del orden de los US$ 170.000 millones”, y sostuvo que “hay que canalizar ese dinero en financiamiento a las empresas y a las familias”.

El funcionario señaló que “el sistema financiero colaboró en estos meses de pandemia con la bancarización de los sectores de menores ingresos”, y precisó que “dos millones de personas obtuvieron nuevas cuentas y otras dos millones reactivaron las que tenían, para recibir subsidios del Estado para compensar las caída de los ingresos”.

Indicó que “en el financiamiento a los trabajadores se entregaron más de 170.000 tarjetas de crédito”.

Pesce destacó que “los desafíos son reducir la pobreza y la desigualdad” para la administración actual, y reconoció que “las limitaciones que tenemos son el sector externo y la falta de financiamiento a la producción a través del sistema financiero y el mercado de capitales”.

Más allá de eso, reiteró que “en estos meses del año ambos sectores presentaron señales muy positivas de reactivación y de contribución al crecimiento de la economía”.

El titular del Central afirmó que “Argentina tiene potencial en la producción de hidrocarburos, proteínas, tecnología y servicios para las empresas”.

“Confiamos que desde esos sectores podamos ampliar las exportaciones y mejorar nuestra balanza cambiaria y de pagos”, concluyó el funcionario.

By Tadeo Casteglione

Periodista de Noticias Expres con certificación en Periodismo Digital, Combate de las Fake News y Geopolitica emitido por la ESADE.

Envié su comentario