La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, aseguró que hay “mucha documentación” en la investigación del envío de material represivo por parte gobierno de Mauricio Macri, cuando se consolidó el golpe de Estado que derrocó a Evo Morales, y remarcó que “está comprobado” que el armamento anti tumulto encontrado en los depósitos del país andino fue comprado por la ex ministra de seguridad, Patricia Bullrich.

“Hemos encontrado mucha documentación y también incoherencia entre la información documentada que dejó la gendarmería y el (ex Ministro de Defensa, Oscar) Aguad. Esas inconsistencias son datos que permiten ratificar esta denuncia de contrabando agravado”, sostuvo este viernes en dialogo con la radio online Futurock.

Esta semana el ministro de Gobierno de Bolivia, Eduardo del Castillo, exhibió en una conferencia de prensa “26.900 municiones de las 70.000 de fabricaciones militares anti tumulto” encontradas en los depósitos de la policía, que corresponderían al material enviado desde Argentina.

“Ya está comprobado que son de la partida que compró Patricia Bullrich para el G20 en 2018”, puntualizó la ministra.

También respondió a Bullrich, quién afirmó que Frederic debía informar “qué hizo” con este envío y remarcó que cuando el hecho ocurrió “ni siquiera sabía que iba a ser ministra” y se encontraba trabajando en Bogotá.

“Bullrich dijo eso cuando todavía no se sabía que estábamos presentando la denuncia, después de la presentación no volvió a hablar más del tema, porque está claro que todo ocurrió entre el 11 y el 13 de noviembre”, de 2019, recordó.

Y completó diciendo que la ex ministra “tiene en claro que se tiene que guardar y encontrar argumentaciones para la justicia”.

“Ya no es una declaración de que digo lo que me parece y le echo la culpa a alguien que no tiene nada que ver, así desvió un poco la atención. Me parece que está complicado porque hay mucha documentación que los hace responsables, si sabían y si no sabían también”, agregó.

Por otra parte sostuvo que todavía se desconoce “qué pasó con las 40.000 municiones” que fueron agradecidas por el excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana, Jorge Gonzalo Terceros, al exembajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García, ambos en funciones en el momento de la operación.

“Entendemos que habrían ido 40.000 a las fuerzas armadas de Bolivia y 30.000 a la policía, eso parece ser el acuerdo que existió”, explicó la ministra y agregó que en la denuncia también consta “un ocultamiento de este envió” porque todo aquello que iba a ser desviado “no fue consignado en el manifiesto de carga del Hércules”.

Por otra parte, destacó que por la envergadura del material “no hay manera de que pudiera haber salido de manera legal” y recordó que Macri “en su momento apoyó (el golpe que derrocó a Morales) y ratificó la presidencia de Jeanine Áñez”.

“Había un apoyo explícito, ideológico-político a ese régimen, pero contar con el apoyo del Congreso para enviar municiones le hubiera resultado bastante complicado. No creo que hubiera sido posible hacer esto de una manera legal”, comentó.

Por último, destacó que se trata de “una investigación compleja” porque abarca a “mucha gente” y que en ese marco ya hay cuatro “integrantes de la gendarmería de alto rango que pasaron a disponibilidad”.

“El proceso está en curso, arrancó hace 10 días y ya hay un instructor asignado y pedidos de explicación, pero somos muy cuidadosos con la información que damos, porque es un proceso disciplinario que, de interferir con él, va a haber una contaminación que no va a ser provechosa”, sintetizó.

By Redaccion.

La redacción de Noticias Expres filtra y publica las noticias mas relevantes de la actualidad provincial y nacional.

Envié su comentario