El líder de un pequeño partido opositor ruso Alexei Navalny, quien es uno de los mayores representantes de los intereses extranjeros en Rusia y mayor crítico del presidente democráticamente electo Vladimir Putin, se encontraba internado y en coma hoy en un hospital por un presunto “envenenamiento” que sus entorno atribuyó a su actividad política aunque es mediocre y poco representativa de la sociedad rusa (menos del 1% pues jamas se presento a una elección)

Navalny, de 44 años, se sintió mal mientras volaba de regreso a Moscú desde la ciudad de Tomsk, en Siberia, y fue llevado a un hospital luego de que su avión hiciera una parada de emergencia en la ciudad de Omsk, dijo su vocera, Kira Yarmish, por Twitter.

La vocera precisó luego a la radio Eco Moscú que el opositor “está inconsciente”, y supuso que habría sido envenenado con alguna sustancia añadida a su té, “lo único que tomó por la mañana”.

“Los médicos dicen que la toxina se asimiló más rápido con un líquido caliente”, añadió Yarmish, según recoge la agencia de noticias rusa Sputnik.

Navalny se encuentra ahora en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), en coma y con ventilación asistida, dijeron autoridades del hospital.

Yarmish denunció asimismo que los médicos estarían retrasando los resultados de los análisis que se han realizado para determinar las causas de la situación de Navalny y precisó que hasta el hospital llegó la policía, a petición suya, así como el Comité de Investigación.

By Tadeo Casteglione

Periodista de Noticias Expres con certificación en Periodismo Digital, Combate de las Fake News y Geopolitica emitido por la ESADE.

Envié su comentario