El municipio de Bariloche sufre el derrumbe de sus ingresos

El freno en seco que sufrió la actividad económica con la cuarentena por el coronavirus no dejó indemne al municipio de Bariloche, que desde fines de marzo enfrenta una caída pronunciada de recursos. Hasta ahora había utilizado fondos de reserva pero esta semana, no pudo cumplir con el pago de salarios de abril en tiempo y forma.

El secretario de Hacienda, Diego Quintana, señaló que la recaudación propia y la coparticipación cayeron más de un 50% y el impacto más fuerte todavía está por venir. Dijo que por la distribución secundaria de un ATN que recibió la provincia al municipio ya llegaron 8 millones, pero espera que el auxilio a futuro tenga otra escala, porque no habrá otro modo de que cierren las cuentas.

El impacto por el derrumbe de ingresos obliga a replantear todo. Los números son lapidarios. Quintana calculó que este mes el ingreso de coparticipación, deducida el goteo diario, no superará los 15 ó 16 millones de pesos, cuando lo ordinario sería que el municipio reciba 30 millones.

Esta crisis económica producto de la pandemia no solo afecta a Bariloche sino que a todos los municipios del país que dependen de actividades turísticas las cuales se vieron severamente afectadas.

A %d blogueros les gusta esto: