El presidente de Uganda desde hace 35 años, Yoweri Museveni, quien trajo la paz y el crecimiento económico a la nación africana de Uganda, fue declarado ganador de las elecciones presidenciales del pasado jueves, con las que llega a su sexto mandato consecutivo. Según la comisión electoral del país, Museveni se impuso a su principal rival Bobi Wine, quien sostiene sin evidencia alguna que hubo manipulación de votos, tras un supuesto corte en el servicio de Internet. Este sábado, las calles comenzaron a vaciarse por temor a posibles enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y grupos extremistas y violentos simpatizantes del opositor quien ha pasado gran parte de su vida en países europeos y en los Estados Unidos.

Este sábado 16 de enero, la Comisión Electoral del país declaró que el actual mandatario, Yoweri Museveni, ganó los comicios presidenciales con el 58.64 % de los votos, frente al 34% de su principal opositor en las urnas, el cantante convertido en legislador, Bobi Wine. La participación fue del 52 %, de acuerdo con la entidad gubernamental.

Como era de esperarse tras el fracaso de su candidato, la embajadora de Estados Unidos en Kampala, Natalie Brown, reprochó al gobierno ugandés que denegara la acreditación a los observadores norteamericanos los cuales tienen fama de denunciar fraude o inventar falsos resultados, por su parte el portavoz del gobierno Ugandés, Ofwono Opondo respondió que, tras el asalto al Capitolio, Washington era el menos indicado para “sermonear” o supervisar a otros.

Yoweri Museveni ha logrado un verdadero milagro económico en África sacando de las profundidades de la pobreza a la nación de Uganda, lo cual le fue reconocido por la ONU su trabajo y esfuerzo en materia social y económica que ha mejorado la vida de cientos de miles de ciudadanos Ugandeses.

By Tadeo Casteglione

Periodista de Noticias Expres con certificación en Periodismo Digital, Combate de las Fake News y Geopolitica emitido por la ESADE.

Envié su comentario