A pesar de los desafíos que hubo que afrontar por la pandemia de coronavirus, durante 2020 el Centro Regional de Hemoterapia (CRH) se fortaleció y continuó con sus funciones habituales, sosteniendo la atención integral de los donantes de sangre, a lo que luego se sumó el procesamiento de las donaciones de plasma de pacientes recuperados de COVID-19 para la aplicación, en distintos establecimientos de salud de la provincia, del tratamiento de plasmaféresis.

Desde el 16 de junio al 31 de diciembre de 2020, más de 700 personas recuperadas de COVID-19 se realizaron estudios en el sistema público de salud para donar plasma, de las cuales 194 pudieron donar efectivamente, dado que en la mayoría de los casos no contaban con la cantidad de anticuerpos necesarios para que la donación sea terapéutica para el paciente receptor.

Asimismo, es importante resaltar que una sola donación pudo beneficiar hasta cuatro pacientes con el virus y que dado que el plasma es un componente de la sangre que el organismo sustituye rápidamente, los donantes pueden llegar a donar en más de una oportunidad. De acuerdo a los registros, el año pasado se efectuaron 540 transfusiones de este tipo.

En cuanto a la donación de sangre, tanto el CRH como los sectores de hemoterapia de distintos hospitales realizaron numerosas colectas externas para facilitar el acceso a los donantes y promover la donación voluntaria. Así, durante 2020 se registraron 2.653 donaciones de sangre efectivas en toda la provincia. De ese total, 739 donaciones se concretaron en colectas externas de sangre organizadas desde el CRH.

Cabe recordar que los componentes sanguíneos (glóbulos rojos, plaquetas o plasma) no tienen sustituto artificial, es decir que sólo se pueden obtener mediante el acto solidario de la donación de sangre. Se trata de una tarea esencial que puede salvar la vida de varias personas y que diariamente los establecimientos de salud requieren de dichos componentes para concretar intervenciones quirúrgicas, tratamientos y otros procedimientos.

Las donaciones de sangre de todo el territorio provincial arriban al CRH desde donde se realiza el fraccionamiento, la calificación, el almacenamiento y la distribución de los componentes de la sangre a los distintos hospitales del Sistema Público de Salud de la provincia del Neuquén.

Nuevo equipamiento y actualización permanente 

Las actividades que se desarrollan en el CRH también generan ingresos, en algunos casos a través del Recupero Financiero, como: facturación de prestaciones a personas con obra social o entidades financiadoras; y programas o convenios especiales, como el que se tiene con la Planta de Hemoderivados de Córdoba.

Estos ingresos son utilizados para adquirir nuevo equipamiento, realizar el mantenimiento de otros y solventar gastos de funcionamiento general, por lo que representan un aporte que se traduce en mejoras, aumento de la accesibilidad y calidad de los servicios.

En el caso del año pasado, con los fondos de retribución de la Planta de Hemoderivados de Córdoba se adquirieron tres sillones portátiles de Hemodonación por un valor de 97.737 pesos. Estos ingresos también fueron destinados a abonar más de 200 mil pesos en concepto de servicio técnico de mantenimiento del sistema informático que se utiliza para registrar todos los procedimientos del centro.

Además, se destinaron 178.566 pesos para la compra de conservadoras de distintas capacidades, entre ellas una de 113,6 litros, dos de 45,5 litros y 10 de 28 litros, las cuales son utilizadas a nivel provincial para el traslado de las unidades de sangre. Del mismo modo fueron comprados otros insumos de etiquetado por un valor que asciende a los 84.150 pesos, entre otros.

Mientras que, a través de los fondos de Recupero Financiero, se gestionaron las compras de las baterías de las balanzas de hemodonación y el mantenimiento del equipamiento.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.

Envié su comentario