Una veintena de playas del estado australiano de Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sydney, fueron cerradas luego de que un rebrote de coronavirus en la región sumara diez nuevos contagios y disparara las alarmas de las autoridades.

El número total de casos relacionados con el grupo de playas del norte de Sydney es ahora de 28 luego de los diez nuevos casos registrados en las últimas 24 horas, y los funcionarios de salud dijeron creer que la fuente de este brote puede venir del extranjero.

El ministerio de Salud de Nueva Gales del Sur dijo en un comunicado que “la secuenciación del genoma viral de este grupo no coincide con las cepas de virus observadas en grupos recientes en Australia”.

“La fuente de infección aún se está investigando” agregó el texto, informó la cadena de noticias pública australiana ABC.

Australia es uno de los países que más rápidamente reacciona ante los nuevos brotes del virus, por lo que logra mantener a raya la expansión de la enfermedad.

Con medidas restrictivas drásticas y de corta durabilidad, y con el acatamiento extremo de sus habitantes, el país de 24,99 millones de personas registra desde el inicio de la pandemia 28.072 casos y 908 muertos.

By Tadeo Casteglione

Periodista de Noticias Expres con certificación en Periodismo Digital, Combate de las Fake News y Geopolitica emitido por la ESADE.

Envié su comentario