En las grandes ciudades de la provincia parece que la lección de Loncopue no fue aprendida y en la ciudad capital era un mundo de gente. El puente que trae el tránsito desde Cipolletti explotaba. Las redes sociales amplificaban la aparente normalidad en las principales calles del oeste. Caos y descontrol, o algo por el estilo, salía de la radio que sonaba bajito de fondo. “Algo hay que hacer”, razonó el intendente Mariano Gaido. Era el lunes a media mañana. La impresión general era que la cuarentena que tanto costó se estaba tirando por la borda.

Gaido cargó este jueves en la mañana contra el funcionamiento del SAEM, puesto que un conflicto de la empresa con los trabajadores del sistema de estacionamiento evitó la reimplantación de inmediato de los controles del pago por estacionar en el centro de la ciudad.

Mientras tanto, junto a su comité de emergencia, el intendente siguió calculando los réditos en materia sanitaria que tendría la restricción de circulación por números de documento. A la vez que sigue evaluando las posibilidades de implementación de ese método, que exige como mínimo ampliar el despliegue de personal de seguridad como los puestos fijos y móviles de control de personas.

Hasta el mediodía de este jueves, la medida se mantenía en análisis, pero lejos aún de su implementación. Gaido y sus colaboradores más cercanos analizaron a esa altura que si bien había un movimiento mayor al deseado en las calles, no se comparaba con lo visto el lunes.

Ese día se flexibilizó la atención bancaria, entre otras medidas que dispuso el gobierno nacional. Las filas en esas entidades fueron notables. “Ayer fue el día que más gente atendimos, la fila daba la vuelta hacia la otra calle”, contó una administrativa en un banco de la calle Juan B Justo. “La caída del sistema de pago con débito complicó más las cosas”, apuntó el empleado de una ventanilla de cobro de facturas a la vuelta de la entidad financiera.

Ya en muchas otras provincias y ciudades se ha decidido aplicar la salida de las personas según el numero de DNI la cual es una medida eficiente. De seguir así el ritmo de circulación de las personas en la provincia de Neuquen no se esperan buenos resultados sabiendo que es totalmente necesario el aislamiento social para frenar la expansión del coronavirus del que estamos lejos aun del pico y la irresponsabilidad puede costar muy caro a todos.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.