La obra privada, parte del motor de la economía local, pretende ser impulsada nuevamente más allá de la cuarentena, en un trabajo que están acordando varios sectores. En un trabajo en conjunto, la Municipalidad de Neuquén, integrantes de la Cámara de la Construcción, del Colegio de Arquitectos y el Colegio de Ingenieros, ya acuerdan protocolos de prevención y procedimientos para cuando se disponga para la obra privada la salida del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

“Como parte de la salida de este aislamiento social preventivo y obligatorio la actividad de la obra privada puede ser muy importante para la economía de la ciudad, de la provincia y el país”, sostuvo Nicola, quien dijo que si bien no hay fechas concretas para la vuelta a la actividad, ya se está trabajando en uno de estos protocolos.

“Esto nos va a permite ir tomando las precauciones para que la tarea se desarrollen de forma segura y se eviten los contagios, por ejemplo, hemos hablado para tomar la temperatura al ingreso y salida de los trabajos, el uso de barbijos al que ya todos nos estamos acostumbrando, y algunas otras cosas referidas al distanciamiento social”, relató Nicola.

Agregó además que un “buen protocolo implementado en obras privadas similar a lo que ya se hace en obra pública puede ser muy beneficioso para que nos vayamos acostumbrando a esta situación que estamos viviendo”.

Respecto a los controles, dijo que la Municipalidad tendrá un rol de control, “pero los jefes de obra y capataz también tendrán su rol en la prevención, capacitación y ejecución de las tareas, porque estamos todos involucrados en esto con la responsabilidad que nos corresponde”.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.