Casi medio millón de habitantes está infectado en Guayaquil de coronavirus, según informó hoy la intendenta de esa ciudad, Cynthia Viteri, la más golpeada por la pandemia en Ecuador.

“Podemos afirmar, con base científica, que se han contaminado alrededor de 32,7% de guayaquileños”, dijo la alcaldesa en una reunión con los miembros del Comité cantonal de Operaciones de Emergencia.

De ese porcentaje, un 14,8% superó el virus a los 14 días, otro 14,7% está en fase intermedia y un 3,3% se contagió en la última semana, precisó.

Según los datos presentados por Viteri, ese 18% de casos activos corresponde a una población de medio millón de habitantes, una cifra muy superior a la de los informes oficiales.

El último reporte de la provincia de Guayas, cuya capital es Guayaquil, cifró en 12.577 los contagios -casi un 60% del total de los 30.298 registrados en el país-, y en 726 los fallecidos.

Dados estos números alarmantes, Viteri insistió hoy en emprender una reducción gradual de las restricciones impuestas por la Covid-19 para no comprometer a los dos tercios restantes de la población que aún son vulnerables, tras dos meses de grave crisis sanitaria.

“Nuestro compromiso es cuidar al 67% de la población que no se ha contaminado, por eso la apertura tiene que ser gradual, viendo la evolución de la pandemia”, señalo la alcaldesa, citada por la agencia de noticias EFE.

La intendenta de Guayaquil fue una de las políticas más críticas con la gestión de la emergencia sanitaria del gobierno de Lenín Moreno en el país y, desde un comienzo, denunció que en la llamada “Wuhan ecuatoriana” había muchos más casos de contagios y muertes de las que se informaba.

Viteri explicó que en la ciudad murieron alrededor de 9.000 personas por encima de la media habitual, un dato ya conocido por el Registro Civil, pero que ella no dudó en atribuirlo al brote de Covid-19

“Los datos son contundentes: pasamos de tener 460 muertos por encima del nivel normal de fallecidos el pasado 6 de abril, a 22 personas por encima (del indicador habitual). Hemos bajado paulatinamente, lo que demuestra que los esfuerzos que hemos hecho han dado resultados”, afirmó la alcaldesa, quien también sufrió la enfermedad.

Guayaquil vivió a finales de marzo y principios de abril una crisis humanitaria sin precedentes, con la acumulación de cientos de cadáveres en domicilios y calles que eran sacados por los allegados de las víctimas, ya que las autoridades y servicios funerarios tardaban días en recogerlos.

“En Guayas hay algunos indicadores buenos, llegamos a tener casi 650 fallecidos al día, y ahora hay 62. Ese es el indicador más importante y el número normal de la provincia es ese, entre 62 y 68”, dijo el vicepresidente Otto Sonneholzner durante su visita este jueves a la la segunda urbe del país.

Ademas de ocultar las cifras espeluznante de las muertes y contagios, el gobierno del neoliberal Lenin Moreno es inoperante y no ha tomado medidas certeras hasta el día de hoy, ante este panorama el presidente y todo su gabinete opera desde la isla de Galápagos alejados de toda situación de crisis. Antes de estallar la pandemia el gobierno de Lenin Moreno estaba acusado de corrupción y mega marchas del pueblo fueron reprimidas por todo el Ecuador dejando decenas o tal ves cientos de muertos a manos del ejercito cifras también ocultas.

By Tadeo Casteglione

Periodista de Noticias Expres con certificación en Periodismo Digital, Combate de las Fake News y Geopolitica emitido por la ESADE.