La Municipalidad de Neuquén pretendía reanudar el estacionamiento medido, para desalentar la circulación de personas en el centro capitalino. Sin embargo, los trabajadores de la empresa SAEM presentaron una medida cautelar en la Justicia, ya que la actividad no estaba exceptuada. Un fallo judicial les dio la razón y los empleados permanecerán en sus casas, cumpliendo la cuarentena obligatoria, hasta que el sector sea habilitado formalmente.

El 15 de abril el intendente Mariano Gaido restableció el funcionamiento del Sistema Automatizado de Estacionamiento Medido (SAEM) en Neuquén. Pero el Ejecutivo municipal no contempló que iba en contra del Decreto de Necesidad y Urgencia dispuesto por Nación, que impuso la cuarentena obligatoria para todos los argentino, excepto para quienes se desempeñen en ciertas actividades habilitadas para continuar con el funcionamiento de la economía.

Los trabajadores agrupados en el Centro de Empleados de Comercio (CEC) observaron que el estacionamiento medido no se encontraba autorizado para continuar con la actividad y presentaron una medida cautelar en la Justicia.

Ramón Fernández, el representante del gremio, indicó esta mañana en medios radiales que ayer a la noche los supervisores de SAEM les informaron a los trabajadores que no tenían que presentarse a trabajar. Explicó que un fallo judicial les había dado la razón, para que puedan permanecer en sus casas, realizando el aislamiento social obligatorio.

El sindicalista contó que lo resuelto por la Justicia contempla lo mismo que habían argumentado desde el gremio: la actividad no estaba exceptuada en el DNU Nacional.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.