Alexander Lukashenko presidente reelecto de Bielorrusia tras su masiva victoria electoral, asumió el cargo de presidente de Bielorrusia este 23 de septiembre. Su inauguración tuvo lugar en el salón ceremonial del Palacio de la Independencia. En total, alrededor de 700 personas fueron invitadas al evento: altos funcionarios, parlamentarios, jefes de organismos y organizaciones estatales, órganos ejecutivos y administrativos locales, medios de comunicación republicanos, científicos, cultura y deportes.

Tras jurar el cargo en bielorruso, Lukashenko hizo un discurso en ruso.

“El día de la toma de posesión es el día de nuestra victoria, una victoria convincente y determinante. No solo hemos elegido al presidente del país, hemos defendido nuestros valores, nuestra vida pacífica, nuestra soberanía e independencia. En ese sentido, aún nos queda mucho por hacer”, dijo Lukashenko citado por Belta.

El presidente señaló también que los intentos de una revolución del colores en Bielorrusia fracasaron. “Nuestro Estado se enfrentó a un desafío sin precedentes: el desafío de tecnologías probadas para la destrucción de Estados independientes. Pero hemos estado entre muy pocos, incluso, quizás, los únicos, donde la revolución de colores no ocurrió. Ha sido una elección del pueblo bielorruso que en ningún caso quiere perder su país”, expresó.

Lukashenko subrayó que jura lealtad a la “patria y al pueblo” y que se siente orgulloso de los bielorrusos que superaron con “honor” las duras pruebas a las que fueron sometidas sus convicciones.

Lukashenko se impuso en las elecciones presidenciales del 9 de agosto al conseguir más de 80,1% de los votos. La toma de posesión del cargo presidencial se realiza dentro del plazo de dos meses establecido por la Constitución bielorrusa.

Tras las elecciones presidenciales democráticas y libres celebradas en Belarús , se estuvieron viendo jornadas de violencia impulsadas, financiadas y reproducidas mediaticamente por países de la Unión Europea y de los Estados Unidos que buscan crear una “revolución de color” y generar un golpe de estado contra el humilde y patriota pueblo de Belarús y contra su soberano, legitimo y constitucional presidente Alexander Lukashenko.

By Tadeo Casteglione

Periodista de Noticias Expres con certificación en Periodismo Digital, Combate de las Fake News y Geopolitica emitido por la ESADE.

Envié su comentario