Tecnopolis se convierte en centro de atención hospitalaria.

El gobierno nacional prepara un gigantesco centro sanitario para atender casos leves de coronavirus en Tecnópolis, el parque temático cultural y tecnológico ubicado en General Paz y Constituyentes, en Villa Martelli. Según detalló el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, “va a ser uno de los lugares más grandes del mundo, los enfermos de ahí van a ser leves, pero así hacemos una ampliación masiva” del sistema sanitario. La implementación de este dispositivo en territorio bonaerense, que concentra casi al 40 por ciento de la población total del país, se suma al hospital militar reubicable (HMR) montado en Campo de Mayo, las 20 Unidades Sanitarias Móviles (USM) que desplegará la provincia para descomprimir la atención en los hospitales, la construcción de cinco hospitales modulares de emergencia (HME) y los trabajos de ampliación y remodelación de centros de salud para enfrentar el pico de contagiados por el virus que se espera llegue a fin de abril.

Según informaron desde la cartera sanitaria nacional, en el parque temático, que ocupa 25 hectáreas, se instalara un gran centro de aislamiento para pacientes con síntomas leves o casos sospechosos que deben mantenerse aislados hasta ser descartados. La modificación de la definición de caso sospechoso, por la cual se testeará a todos aquellos que tienen síntomas compatibles con coronavirus en áreas donde hay circulación comunitaria, como en la provincia y en la Ciudad de Buenos Aires, aumentará de manera notable la demanda del sistema sanitario con el riesgo de colapsarlo, especialmente, porque se espera que el pico ocurra cuando comienzan a circular los virus estacionales. 

“Tenemos un mes antes de que llegue el pico de demanda para poner la estructura en las mejores condiciones”, dijeron fuentes de la cartera sanitaria nacional, y advirtieron que “en ese momento, con la definición de caso que ya hay, en la que se va a testear a cualquiera que tenga tos y fiebre, cuando circulen la gripe común, la bronquiolitis (afecta a los menores de dos años, que son llevados a los hospitales por sus padres), el sarampión y la epidemia de dengue, el sistema va a estar bajo máxima tensión. En esas circunstancias también habrá que ver qué protocolo se adopta porque no va a haber reactivos para testear a todo el mundo”.

A %d blogueros les gusta esto: