Los trabajadores de la mina de Andacollo mantienen tres bloqueos en la localidad para reclamar el pago de salarios adeudados a la empresa adjudicataria del proyecto, Trident Southern Explorations de Argentina. En plena cuarentena por el coronavirus, son 238 las personas que permanecen en la calle a la espera de que la firma cumpla con los compromisos adeudados.

A solo cuatro días de que finalice abril, los operarios aún no cobraron los sueldos correspondientes a marzo y no hay ninguna certeza sobre la continuidad de la firma en el yacimiento. El viernes, los trabajadores levantaron el corte de ruta en el ingreso a Andacollo tras el compromiso de la empresa de pagar una parte de los sueldos, pero los fondos que llegaron del exterior quedaron embargados.

Luego de ese episodio, los mineros trasladaron los bloqueos a las oficinas de Trident en el pueblo, a la municipalidad y al propio yacimiento.

El intendente de Andacollo, Manuel San Martín, publicó un comunicado en el que manifestó su “acompañamiento a la legitimidad del reclamo y la necesidad de obtener respuestas”. Afirmó que, “desde el primer momento”, viene realizando reuniones con los sindicatos del sector y el gobierno provincial para exigir a Trident que cumpla con sus compromisos y le pidió a la empresa que demuestre “el respeto a sus trabajadores y a las comunidades de Andacollo y Huinganco”.

“Espero que todos los sectores de nuestra sociedad y quienes tienen la responsabilidad de conducción, representatividad y comunicación sigan prestando la máxima colaboración y continúen tratando el tema con la mayor seriedad”, planteó.

Trident obtuvo el usufructo del Proyecto Andacollo en septiembre de 2016, luego de que la mina estuviera paralizada alrededor de dos años por su anterior concesionaria, Andacollo Gold. La firma ganó la licitación con un compromiso de inversión superior a los 160 millones de dólares en 25 años, pero nunca inició la producción de oro en el yacimiento.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.