El presidente de la nación, Alberto Fernández dijo hoy que “no se va a flexibilizar” el aislamiento social por el coronavirus después del domingo 12, y advirtió que “en centros urbanos seremos mucho más estrictos”.

“En muchos industriales hay preocupación por abrir las fábricas y hay cierta ansiedad que comprendo”, dijo el mandatario pero pidió que “escuchen a los expertos para que se den cuenta de lo que pasa y cuáles son los riesgos”, en declaraciones a Canal 13.

El gobierno ve “cierto relajamiento” en el cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio, que le “preocupa” y aclaró que “no hay ningún levantamiento de la cuarentena” a partir del próximo lunes.

“El control se ha relajado, ayer le pedí a los ministros que se pongan más estrictos y hagan controlar caso por caso”, dijo. “Necesito que la gente no circule, que no haya más de seis personas por colectivo”, agregó.

El presidente aseguró que, a causa del aislamiento, se aplanó la curva de casos de coronavirus. Los expertos médicos “estiman que el pico” de la enfermedad “se va a dar en la segunda quincena de mayo” y por eso la cuarentena “va a continuar”.

Anteriormente el presidente había descartado declarar estado de sitio aunque algunos gobernadores se lo habían pedido para mantener así un control mas estricto para lograr cumplir la cuarentena.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.