Cada año, los Colegios de Abogados envían su padrón de matriculados a la Legislatura, donde se sortean titulares y suplentes para integrar el Jurado de Enjuiciamiento y la comisión especial de admisibilidad, o Jurado “chico”. Este año las caprichosas bolillas favorecieron a una abogada que se mudó a la provincia de Río Negro y a un letrado que no cumplió el requisito de los 5 años de ejercicio de la profesión. Si los padrones hubieran estado actualizados, esto no habría sucedido.

Este inesperado contratiempo provoca demoras en el tratamiento de los pedidos de jury contra el fiscal jefe de Cutral Co, Santiago Terán, acusado de mal desempeño por pérdida de la idoneidad ética y la técnico-jurídica para desempeñar el cargo.

La comisión especial, que debe analizar la admisibilidad de las denuncias, no puede integrarse. El problema surgió con quien debe representar a los Colegios de Abogados de la provincia

La comisión, o Jurado “chico”, está presidida por la vocal del Tribunal Superior de Justicia Soledad Gennari y la integran además Fernando Gallia por la Legislatura y un abogado del padrón de matriculados. Cada año se sortean un titular y dos suplentes.

La primera de la lista, Ana Scalmuzzi, se excusó porque vive en Bariloche. El segundo, Víctor Hugo Martínez, por amistad con Terán. Y el tercero, Ariel Maximiliano Díaz, se excusó ayer porque no cumple con el requisito de 5 años de antigüedad en el ejercicio de la profesión.

Apenas se conoció la novedad, la presidenta Gennari envió un oficio a la Legislatura para pedirle que proceda a realizar un nuevo sorteo del padrón. Se hará en la próxima sesión, programada recién para el miércoles 26.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.

Envié su comentario