Con la firma de un acuerdo ayer a la noche, el Gobierno anunció el fin de la protesta de los mineros de Andacollo. Indicó que los trabajadores aceptaron cesar el corte de la Ruta 22 en Arroyito. A cambio, cobrarán un bono hasta septiembre. En ese plazo, la mesa de trabajo que se conformó deberá garantizar la reactivación del proyecto minero, con otra empresa que reemplace a Trident Southern Explorations y contrate a todos los obreros.

Según el acta difundida por la fiscalía provincial, que actuó de mediadora, los mineros se comprometieron a la levantar el corte, que comenzó el 5 de mayo. Ese día, los trabajadores trataban de regresar a la capital provincial -como lo habían hecho la semana anterior- para reclamar la intervención del gobernador, Omar Gutiérrez, para cobrar los salarios de abril y mayo.

Los mineros cobrarán un bono de $20.000 imputado por marzo y, después, uno de $30.000 por abril y cuatro cuotas mensuales y consecutivas del mismo monto, que cobrarán a partir del 15 de junio. A la vez, la Provincia incluirá en las condiciones económicas del pliego para la reactivación del proyecto minero, la continuidad laboral de los trabajadores.

Este nuevo proceso de volver a dar en concesión la mina estará atravesado por los pedidos de diputados y concejales de la oposición de informes sobre la actuación de la Corporación Minera del Neuquén (Cormine) y de renuncia de su titular, Martín Irigoyen.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.