El decreto de aislamiento social, preventivo y obligatorio, que tomó vigencia el pasado viernes, dejó exceptuados a personas afectadas a las actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia y, entre ellos, a generadores de energía eléctrica.  

En este marco es que el complejo hidroeléctrico El Chocón, ubicado a 80 kilómetros de la ciudad de Neuquén, continua con sus operaciones habituales, aunque con un esquema de trabajo diseñado exclusivamente por el coronavirus.  

Desde “Enel Generación Hidroeléctrica El Chocón”, la firma que opera la presa, detallaron las medidas de prevención que comenzaron a aplicar para proteger a los operarios y, en el mismo tiempo, continuar atendiendo la demanda eléctrica.  

Como en la mayoría de los casos, lo primero que se hizo fue reforzar toda la limpieza de los lugares de trabajo, de circulación como picaportes y pasamanos y los colectivos que trasladan a los operarios.  

“Solo está el personal esencial para mantener las operaciones y control en marcha, no se dejó de hacer nada de lo que se hacía previo a la pandemia”

En la represa hay menos del 40 por ciento del personal que suele haber cuando se opera normalmente.

Para cada cambio de turno se realizan limpiezas exhaustivas de los pupitres que utilizaron los empleados y para el caso de los operadores es más riguroso aún.  

“Los operadores no toman contacto con el resto del personal, llegan y van directo a la sala de control” el cambio de guardia se realiza telefónicamente para que no haya contacto entre el personal ni cercanía.  

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.