El sector servicios reclamó ayer a la gobernadora rionegrina Arabela Carreras la aplicación de una ley de emergencia turística y comercial, para afrontar la crisis por la nula actividad causada por la pandemia del coronavirus.

Mediante un contacto virtual que reunió a representantes de comercios, turismo y servicios, la mandataria tuvo una descripción sobre el presente de cada actividad y recibió el pedido de acciones conjuntas, como la creación de consejos de evaluación.

“Hay facturación cero”, dijo el presidente de la Federación de Entidades Empresarias de Río Negro (Feern), Walter Sequeira, participante en el encuentro.

El referente empresarial aseguró que más del 55% de las pymes “no tiene acceso a los créditos”, porque “todas las líneas que está sacando la Nación no llegan a las pymes, que tienen muchos apremios, como cheques rechazados”.

“Se ha cortado la cadena de pagos, lo que termina impidiendo el acceso a los créditos, por eso es que consideramos necesario conversarlo”, enfatizó el titular de la Feern.

Sequeira dijo además que “creemos que va a tener que haber una ley de Emergencia, así como lo han reclamado en su momento la agricultura para la sequía”.

A modo de presión los legisladores provinciales del Frente de Todos presentaron días atrás un proyecto de ley para que se declare la emergencia turística e impulsar medidas que permitan sortear la crisis.

Recordaron que en Río Negro el sector genera más de 62.000 puestos de trabajo y que hoy se encuentran en riesgo a causa de la crisis sanitaria a nivel mundial.

En consecuencia, impulsa como solución transitoria prórrogas en el vencimiento de impuestos provinciales; elaboración de planes de regularización de obligaciones tributarias; suspensión de ejecuciones; otorgamiento de líneas de crédito en condiciones diferenciales; y otorgamiento de subsidios y aportes directos; entre otras medidas.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.