Piden tomar precaución y cuidados debido a las altas temperaturas.

La Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) pronostica una semana con temperaturas agobiantes, que podría superar los 40 grados, mucho sol y algunas tormentas.

Desde la AIC, informaron que para este lunes se espera una jornada con cielo despejado, sol radiante y una máxima que podría alcanzar los 35°C. El calor se hará sentir desde temprano, con una mañana en la que el termómetro alcanzará los 30 grados.

El martes, se mantienen estas condiciones: calor desde el comienzo del día y altas temperaturas durante la tarde. Sin embargo, con un aumento de la humedad podrían darse algunas tormentas en la región del Alto Valle en el atardecer.

La caída de algo de agua no aliviará la situación, el miércoles se espera una jornada agobiante con una máxima esperada de 41 grados centígrados, cielo despejado y algunas ráfagas que podría superar los 50 km/h. El calor no aflojará durante la noche y el jueves amanece con una mínima de 28 grados, será el día más caluroso con una máxima de 42°C.

El viernes sigue las altas temperaturas pero se intensifica el viento. Los registros térmicos superarán los 42 grados, mientras que las ráfagas rozarán los 60 km/h.

Ya para el comienzo del fin de semana llega cierto alivio y el sábado y el domingo se marca un descenso de la temperatura pero siempre con siempre con días de verano. Las máximas esperadas rondarán los 33 grados.

El calor puede producir efectos perjudiciales para la salud de las personas, sobre todo en bebés, niños/as, adultos/as mayores y personas con enfermedades crónicas, por lo que en estas épocas de altas temperaturas es importante tomar agua, alimentarse adecuadamente y reconocer un golpe de calor. Además, este año es imprescindible continuar con las medidas de prevención como utilizar el barbijo, mantener la distancia física de dos metros y lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, tanto en espacios abiertos como cerrados.

Desde el Ministerio de Salud de la provincia se recomienda que para prevenir la deshidratación es necesario consumir abundante agua fresca, evitar consumir bebidas alcohólicas o con cafeína (gaseosas, té, café), ya que dificultan la eliminación de líquidos, e ingerir frutas y verduras (siempre bien lavadas).

Una recomendación especial para los y las bebés es aumentar la frecuencia de la lactancia materna, la cual debe ser exclusiva hasta los seis meses y continuar junto a alimentación complementaria adecuada hasta los dos años.

Por otra parte, es importante aclarar que cuando el cuerpo es incapaz de regular su temperatura, se considera que estamos frente a un cuadro de golpe de calor. Es decir, la temperatura corporal se eleva rápidamente, el mecanismo del sudor falla y el cuerpo pierde la capacidad de enfriarse.

Los signos para reconocer un golpe de calor son: temperatura corporal elevada; aceleración del pulso; dolor de cabeza; piel enrojecida, caliente y seca (sin sudor); mareos y náuseas.

Ante alguno de estos síntomas es necesario solicitar ayuda médica inmediata e implementar las siguientes acciones: llevar a la persona afectada a un lugar fresco y a la sombra, y comenzar a enfriar su cuerpo con agua para bajar la temperatura. Para activar el sistema de emergencias médicas, en caso de necesidad, se deben comunicar al número de teléfono 107 (gratuito) y reportar la situación.

Más recomendaciones

Evitar exponerte al sol entre las 10 y las 16. Durante el resto de la jornada, utilizar cremas protectoras; usar lentes de sol; gorras o pañuelos para resguardar cabeza, ojos y orejas, y ropa clara y fresca.

Prestar especial atención al vencimiento de los alimentos de origen animal y respetar la cadena de frío de los productos que la requieren.

Tener precauciones al realizar actividades acuáticas (en piletas de lona, fuentones, piscinas, canales, ríos y lagos), para evitar lesiones graves y ahogamientos. Evitar el consumo de alcohol y las comidas copiosas antes de ingresar al agua.

Envié su comentario

A %d blogueros les gusta esto: