Sin hacer referencia alguna a los delitos de lesa humanidad que cometió la fuerza en el Operativo Independencia, el Ejército argentino reivindicó a efectivos que murieron en ese marco “en cumplimiento del deber militar”. Organismos de derechos humanos repudiaron la actitud institucional de la fuerza con una carta dirigida a las autoridades del Ministerio de Defensa: “Los homenajeados no fueron héroes. Integraron una de las tantas fuerzas de tarea del Ejército cuya función central fue ocupar el territorio provincial, secuestrar personas, trasladarlas a centros clandestinos de detención, torturarlas y en muchas ocasiones ejecutarlas y desaparecerlas”, remarcaron en la misiva.

Familiares de víctimas y sobrevivientes de violaciones a los derechos humanos durante el terrorismo de Estado recibieron el tweet con “asombro e indignación”. En una carta destinada al ministro Agustín Rossi, remarcaron que “el Operativo Independencia y por ende la participación del Ejercito en él, no fue el cumplimiento de ningún deber militar sino la ejecución de una orden ilegal, que implicó la intervención ilegal de nuestras Fuerzas Armadas en cuestiones de seguridad interior y el comienzo de ejecución de un plan criminal, que desde hace más de 30 años la sociedad argentina considera que fue un genocidio”.

La misiva la firman una serie de organismos y agrupaciones vinculadas con los derechos humanos del noreste argentino encabezadas por las tucumanas, como las filiales locales de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, la APDH e H.I.J.O.S., a las que se sumaron la Asociación de DDHH del Sur de Tucumán, la Comisión de Derechos Humanos de Tafí Viejo y la Fundación Memorias e Identidades, pero también varias otras regionales de la agrupación H.I.J.O.S, la central de la Liga Argentina por los Derechos Humanos y la ASociación Ex Detenidos Desaparecidos, así como los colectivos de abogades vinculados a lesa humanidad ANDHES y Mario Bosch, entre varios otros. El texto indica que los homenajeados por el Ejército “no fueron héroes que pelearon en una guerra, como pretende insinuar dicho recordatorio” sino que “integraron una de las tantas fuerzas de tarea del Ejército cuya función central fue ocupar el territorio provincial, secuestrar personas, trasladarlas a centros clandestinos de detención, torturarlas y en muchas ocasiones ejecutarlas y desaparecerlas y en otras dejarlas en libertad”.

En el repudio, los organismos que nuclean a familiares y sobrevivientes del terrorismo de Estado hicieron hincapié en la intención del Ejército de “omitir” la mención del Operativo independencia en el recordatorio. “En Tucumán, el 24 de marzo de 1976 no marcó un quiebre, porque los tucumanos vivíamos en la zozobra, el terror, sin derechos ni garantías desde febrero de 1975, cuando comenzó a ejecutarse esa orden ilegal que se llamó Operativo Independencia, y que el recordatorio, justamente omite”, remarcaron. Y continuaron: “el Operativo Independencia no fue ni en parte ni en su totalidad un acto de defensa de la patria sino el comienzo del plan sistemático de desaparición forzada en el país y de ignorar las instituciones democráticas de la república que deberían haber intervenido en ese período”.

Por último, en la carta vincularon el tweet del Ejército con “las siempre renovadas estrategias negacionistas” de la institución. “Las hemos soportado durante los cuatro años del gobierno de Cambiemos, y es por ello, que no podemos aceptar que se reproduzcan en un gobierno que sostiene las banderas de la Memoria, la Verdad y la Justicia”. “No hay que confundir, señor Ministro, consideramos que bajo la forma de un homenaje a dos ‘caídos’, esa placa no hace más que reivindicar el inicio del genocidio en nuestro país”, concluyeron.

By Tadeo Casteglione

Periodista de Noticias Expres con certificación en Periodismo Digital, Combate de las Fake News y Geopolitica emitido por la ESADE.

Envié su comentario