Desde este sábado quienes regresen a Neuquén desde alguna localidad de Río Negro deberán hacer una cuarentena obligatoria de 14 días, tal como ocurría con otras provincias en las que se registra circulación comunitaria del coronavirus. No deberán hacerlo quienes solo circulen transitoriamente por ambas provincias.

Río Negro, entonces, se suma a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y a las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Chaco y Tierra del Fuego, que por su transmisión comunitaria, son consideradas por la provincia de Neuquén como uno de los criterios para establecer los casos sospechosos de coronavirus.

“Para las personas que estén regresando a sus domicilios, procedan de las áreas con circulación viral activa comunitaria (CABA y provincias de Buenos Aires, Córdoba, Chaco, Santa Fe, Tierra del Fuego y Río Negro) y cuyo destino final sea la provincia del Neuquén, deberán realizar aislamiento social, preventivo y obligatorio durante 14 días”, detalla el parte epidemiológico.

La incorporación de Río Negro dentro de las provincias que requieren cuarentena obligatoria y estricta se dio luego de que aumentaran los casos en el territorio gobernado por Arabela Carreras, mientras que la provincia de Neuquén sólo sumo un nuevo positivo tras nueve días sin casos.

Aunque la nueva medida establecida por el Gobierno neuquino puede ser vista de forma hostil, por tratarse de dos provincias limítrofes y con gran convivencia de sus habitantes, los dirigentes de ambas provincias aseguran que siguen trabajando juntos para establecer formas de prevención ante el avance del virus pandémico.

En ese sentido, este domingo y como parte del Acuerdo Interprovincial firmado el 19 de abril, se anunciaron nuevas medidas para los puentes carreteros que unen las provincias.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.