Era uno de los “padres” de Astérix y Obelix. Ademas de ser uno de los grandes nombres de la historieta no sólo francesa, sino mundial. Albert Uderzo, dibujante excepcional, leyenda del noveno arte, falleció esta mañana en su cama, víctima de una falla cardíaca masiva “sin ninguna relación con el coronavirus”, según anunció su familia y confirmó su editor.

El dibujante tenía 92 años y un extenso recorrido como dibujante de historietas (y avanzada su carrera, también como guionista), no sólo de enorme talento, sino de enorme éxito popular: las ventas de sus álbumes se cuentan literalmente por cientos de millones, además de haberse adaptado a otros formatos, como el cine y los videojuegos.

Su obra más conocida, Astérix, fue producto del encuentro con el guionista René Goscinny, una de las sociedades artísticas más enriquecedoras para la cultura mundial. Uderzo era, con toda justicia, una de las vacas sagradas de la bande-dessinée francófona y su co-creación uno de los emblemas de la cultura de su país.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.