El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta , informó que para quienes no respeten la obligatoriedad de usar tapabocas en la ciudad se prevén sanciones que oscilan entre los $10.700 y $79.180 y/o clausura y/o inhabilitación para los comerciantes.

Para prevenir contagios, y tal como se adelantó ayer , será obligatorio el uso de tapabocas para ingresar o permanecer en comercios y en dependencias de atención al público (públicas o privadas) y para trasladarse en medios de transporte público en el ámbito de la ciudad. La resolución entrará en vigencia a las 0 horas del miércoles y desde ese momento será efectiva la fiscalización. En la línea 147 se puede denunciar el incumplimiento de la medida.

Si bien el uso del tapabocas (y nariz, como aclaró el ministro de Salud Fernán Quirós ) no es obligatorio para circular de a pie ni en vehículos particulares , durante la conferencia de esta mañana los funcionarios recomendaron esta medida de protección en cualquier otro ámbito o lugar.

Con el fin de no desabastecer el mercado de barbijos sanitarios N95 -debido a la alta demanda para el sistema de salud-, Rodríguez Larreta explicó que se prohibió la comercialización en el distrito de ese tipo de elemento a cualquier persona que no acredite ser profesional o personal del servicio de salud y a las personas jurídicas que no tengan por objeto la prestación de ese servicio. “Esos tenemos que guardarlos para los médicos y enfermeros”, dijo el funcionario.

Como tapabocas sirve cualquier elemento que pueda cubrir boca, nariz y mentón de fabricación casera con pañuelos y telas, ni máscaras ni barbijos. “Esto, como explicamos el otro día, parte de la comprobación de que dos de cada tres personas que se contagian son asintomáticos”, repitió Rodríguez Larreta.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.