Nuevamente los mineros de Andacollo decidieron romper la cuarentena para viajar a Neuquén capital a reclamar el pago de sus salarios. El miércoles de la semana pasada hicieron el mismo trayecto y todo terminó con un acuerdo en el que la firma Trident Southern Explorations se comprometía a depositar ayer, lo que no ocurrió.

Por eso, en esta oportunidad los trabajadores advirtieron que buscarán hablar con el gobernador y no con sus funcionarios: “queremos a (Omar) Gutiérrez, él es el que tiene el poder en la provincia”.

Los trabajadores explicaron que tanto desde la empresa como desde el Gobierno se comunicaron para informarles que el pago comprometido ayer se realizaría en los próximos días. Pero la falta de certezas y el incumplimiento de un acuerdo firmado gracias a la mediación de la fiscalía, solo acrecentó la desconfianza.

El panorama es negativo para los 240 mineros que se desempeñan en el desarrollo de Andacollo, que es una de las principales actividades económicas del norte neuquino. Contaron que les deben los salarios de marzo y, ahora, los de abril. Esto suma a sus sospechas de cierre del yacimiento.

Minutos antes de las 9, los mineros estaban pasando por los controles de Zapala, donde les tomaron la temperatura. El miércoles pasado también realizaron el mismo viaje, casi 500 kilómetros hasta la capital provincial. A su retorno, fueron controlados antes de ingresar a Andacollo.

El conflicto tiene en marcha una mediación en la que intervino la fiscalía.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.