Mientras los medios de comunicación de Europa y los medios hegemónicos a nivel internacional hablan de “fraude electoral” o de “dictadura” en el día de hoy una masiva movilización de decenas de miles de personas se manifestaron frente al palacio presidencial en Minsk la capital de Belarús para mostrar su apoyo al presidente reelecto Alexander Lukashenko.

Mientras la “oposicion” marcha con una bandera blanca y roja que representa a la extrema derecha y al nazismo, el pueblo humilde y campesino marcha con su bandera nacional.

Mientras en las marchas opositoras pro europeas las “manifestaciones” son violentas y la escena es de odio e ira, en las marchas donde participa el pueblo de Belarús para defender su patria se ven personas alegres, contentas y con una convicción y moral superior.

En su discurso el presidente Lukashenko ante esta enorme multitud se refirió a los últimos acontecimiento nacionales donde advirtió sobre la gran amenaza que significa la OTAN en estos momentos.

“Miren a su alrededor: tanques, aviones a punto de despegar a 15 minutos de nuestras fronteras. ¡Y no es en vano! Las tropas de la OTAN calientan sus tanques a nuestras puertas. Hay una acumulación militar cerca de las fronteras occidentales”, apuntó Lukashenko en un mitin en el centro de Minsk.

“Apreciados amigos, no les he convocado para que me defiendan, aunque por eso también. Ustedes han venido para defender, por primera vez en un cuarto de siglo, su nación, sus familias, sus hermanas, sus esposas e hijos”, declaró Lukashenko

El día de ayer el Presidente legitimo y democráticamente electo de Belarús dio ordenes al ejercito nacional de movilizar unidades a las fronteras con los países de la Unión Europea debido a la seria amenaza que estos representan, tal cual como nuestro medio había advertido hace semanas.

Tras las elecciones presidenciales democráticas y libres celebradas en Belarús donde resulto reelecto con mas del 80% de los votos Alexander Lukashenko, se están viviendo jornadas de violencia impulsadas, financiadas y reproducidas mediaticamente por países de la Unión Europea y de los Estados Unidos que buscan crear una “revolución de color” y generar un golpe de estado contra el humilde y patriota pueblo de Belarús y contra su soberano, legitimo y constitucional presidente Alexander Lukashenko.

By Tadeo Casteglione

Periodista de Noticias Expres con certificación en Periodismo Digital, Combate de las Fake News y Geopolitica emitido por la ESADE.

Envié su comentario