La minera en Andacollo dejó deudas por doquier.

La empresa minera que trabajaba en Andacollo dejó deudas por más de 24 millones de pesos entre los proveedores del norte neuquino, según se detalla en el concurso preventivo al que se presentó la semana pasada. Trident Southern Explorations (TSE) de Argentina tiene una larga lista con unos 200 acreedores en el país y en el exterior, pero unos 29 son de las localidades cercanas al yacimiento.

La firma se presentó ante la justicia comercial el miércoles pasado, en plenas negociaciones con el gobierno para pagar los salarios adeudados de 238 trabajadores, y pidió la apertura de un concurso preventivo. Argumentó que, desde la segunda mitad de 2019, comenzó a recibir “intimaciones y emplazamientos por parte de diversos acreedores que, en algunos casos, incluso trabaron cuantiosos embargos sobre las cuentas operativas de la sociedad”.

“Pese a los esfuerzos realizados en aras de contener dichos reclamos, en determinado punto, por su variedad y multiplicidad, se hizo imposible su manejo caso por caso y de ahí que se haya tomado entonces la decisión de someter a la sociedad al proceso de concurso preventivo”, planteó el escrito presentado ante el juzgado de feria.

Trident dejó materiales, obras y servicios sin pagar en provincias como Mendoza, Río Negro, San Juan y Buenos Aires, además de Neuquén. También acumuló deudas en el exterior, principalmente Chile y Estados Unidos.

En cuanto a las acreencias que mantiene con proveedores del norte neuquino, la zona donde está emplazado el Proyecto Minero Andacollo, las deudas superan los 24 millones de pesos. Trident tiene retrasos de entre dos y seis meses con 29 proveedores de Andacollo, Huinganco, Chos Malal, Las Ovejas y Buta Ranquil por servicios de lavandería, viandas, alquiler de camionetas, alojamientos, materiales y mercadería.

Los conceptos son variados: desde tres portaretratos de 150 pesos impagos en una librería de Andacollo hasta un trabajo con una constructora de Buta Ranquil para la realización de una zona de carga en el yacimiento por casi 10 millones de pesos. Por una suma similar, Trident también adeuda el servicio de transporte de personal que prestaba un proveedor de Huinganco mientras que otros 589.000 pesos corresponden a la elaboración de viandas y provisión de colaciones que realizaba una conocida confitería de Andacollo.

A %d blogueros les gusta esto: